Instalar Cyanogenmod 10 con Android Jelly Bean 4.1 en el Nook Tablet

Desde que tuve mi Android G1, las personalizaciones a los ROMs de android me han llamado la atencion.   Eso me llevo a decidir que mi tableta (que, aunque estaba un poco renuente a comprar una) debería ser algo basado en Android, por su precio  (y por que Apple apesta).  A principios de año dí el gran salto, y adquirí la Nook Tablet de 8 GB, el hardware y el precio estaban bonitos para la época (tomando en cuenta que fue meses antes de la salida de la Nexus 7), pero ¡Oh sorpresa!, su software stock apestaba, era una versión de Android bloqueada y modificada para los fines malévolos de Barnes & Noble.  Días después lo pude rootear y colocar al menos el Google Play para dejar de estar atado a la miserable tienda de B&N, funcionó… aunque aún seguía limitado a la vieja versión de android (2.3.4 gb) que traía de stock.

Hace unos días, luego de la salida del CyanogenMod 10 decidí revisar el sitio de XDA (el mejor recurso para modificar lo inmodificable) luego de meses de no hacerlo, para ver qué nuevas ROMs los astutos hackers podían tener para mi desactualizada y ya no tan cool tableta.  Me topé con la ROM CM10 Pure AOSP la cual decidí probar, pero tenía dos graves problemas que resolver.  El primero fue el miedo a “ultrajar” de esa manera mi tableta que, aunque desactualizada y todavia con toda la basura de B&N, me ha sido fiel durante estos últimos meses (y que ha llegado a sustituir la funcionalidad de mi vieja netbook), y el segundo que NO habían instrucciones claras de como instalarlo en dicho foro.

Armándome de valor, y luego de muchos intentos fallidos por culpa de una SD estupida y de mi no modificado nook, prepare mi receta de cocina (la cual no profundizara a comandos o algún otro detallito ya que la utilizare solo como recordatorio) y la escribo a continuacion:

1.  Descargue e instalé en la SD alguna ROM con recovery

En mi caso descargue la imagen “CM7-9_CWM_v5.5.x_8gb-16gb_tools_sdcard” desde aqui, luego la “quemé” en una SD usando el comando dd de linux.

2. Descargué la versión más nueva de AOSP con Cyanogenmod10

Este ya es el mero ROM, y se puede descargar desde aquí, junto con el conjunto de aplicaciones de google tambien disponible aqui, los que luego de descargarlos los copiaremos preferiblamente dentro de alguna SD que tengamos a la mano (o en la memoria interna del nook si se desea)

3. Inicié tableta desde la SD.

Aqui solo es de introducir la tarjeta recien “quemada” y seguir los pasos en pantalla para entrar al modo recovery de esta.

4. Le dí Factory Reset

Dentro del recovery, se deberá darle factory reset al disposivo antes de instalarle cualquier cosa

5. Instalé la ROM y las gapps

Luego del recovery, se instala la rom en la opcion donde dice “instalar from .zip”, primero el rom y luego las Gapps.

6. Y luego de reiniciar, mi tableta quedó lista con el nuevo y mejorado CyanogenMod 10 con Jelly Bean 🙂

A diez años de libertad…

Aunque la fecha ya no está clara en nuestras memorias, sí la razón de ésta, y es que un día de mayo como hoy, hace 10 años, llegó la BSA a la institución educativa donde “estudiaba” un grupo de jóvenes su secundaria, aquellos, la BSA, siendo una entidad dedicada a “proteger” el software de garfios sucios de pirata, amenazan a los tacaños directores de dicho establecimiento, con que, o compran las licencias para su güindous, o las quitan de sus máquinas.

Afortunadamente era un colegio pobretón, y tacaño; quizas hubieran podido pagar la licencia, pero no lo harían.  la señora maniática y usurera, dueña del establecimiento sólo quería lucrar, jamás pagarles a esos “desgraciados” algo que a ella le había costado piratear…  Trabajo del “equipo” de computación será entonces eliminar todo rastro de esos “güindous” y “ofis” de las máquinas.  Quitarlos les fue fácil, encontrar sustituto no tanto.

De pronto llega el encargado del departamento de computación, con un extraño disco compacto que lucía un sombrero rojo en la portada, prometió que con eso salvaría la academia del oscurantismo digital.  Un extraño sistema llamado “Lainux” que nadie podía instalar, ni siquiera ellos.  Tocará aprovechar los recursos gratuitos del estudiantado de Bachillerato en Computación y probar, probar, y probar.

TTY, Root, anaconda, mount, bash, y entre otras extrañas palabras comienzan a aparecer, y tan solo un manual a medias era nuestro recurso.  La internet en ese tiempo se usaba más para la pornografía y no se tenía la disciplina RTFM.   Solo nos quedaba probar, y probar, usar nuestros conocimientos de windows, y seguir probando…

Entre tanta prueba y error, se logró por fin ver ese “prompt” de login, nuestra previa experiencia en windows 2000 nos dictaba que ese tal “rut” era un super usuario, casi dios, y que con ése podríamos hacer lo que quisiéramos.  así fue… luego de ingresar como “rut” a alguien se le ocurrió seguir una instrucción de ese pseudo manual y adiós instalación… primer lección aprendida, usar “rut” es peligroso.

Luego de respetar la omnipotencia de root en nuestra máquina pivote, era momento de hacer correr el “modo gráfico”, un intuitivo “startx” y listo, el bello escritorio de gnome default del “red hat lainux” se despliega en ese viejo crt marcado con huellas digitales de infinidad de pre adolescentes.

La cosa no va solo así, aunque el escritorio era bastante superior y más presentable, aún faltaba evaluar “herramientas de productividad” y ofimática, .  Se probó “staroffice”, consumía muchos recursos (tomando en cuenta que el escritorio default no andaba bien con menos de 96 MiB de RAM, algo lujoso para la época)  y colapsaba constantemente.  Koffice viene al rescate, una suite ofimática no tan completa como la de “maycrosoft” pero que al final cumplia su cometido. y que junto a KDE 2,  dejó claro que esas herramientas marcianas eran bastamente superiores, y lo mejor, gratis. Aunque no se contaba  la curva de aprendizaje marcada que iba a tener para los usuarios “normales” (y sus constantes comparativas y reprobaciones respecto al ya no existente windows), no les quedó de otra que usarlos para ganar sus cursos de “computación”, era lo que ibamos a usar, y punto.

Entra un cuestionamiento entre unos pocos de nosotros… cómo es posible que KDE o Gnome sean tan “sexies” y a la vez gratis, corriendo sobre un sistema que parecía lo suficientemente robusto, la respuesta, aunque no tan intuitiva en ese tiempo fue, la libertad.  Libertad de usar, estudiar, modificar y distribuir el software.  Una nueva dimensión se ha abierto para nosotros,  ahora ya no se trata solo de compartir software, se tratará de compartir conocimiento… Y es solo el comienzo, mayo de 2002.

Festival Latinoamericano de Instalación de Software Libre 2012

Como ya ha sido costumbre de hace varios años, éste no es la excepción para celebrar el más grande evento de instalación y evangelización de software libre en latinoamérica.  FLISoL 2012, del cual hago la cordial invitación a todos aquellas personas que quieran conocer alternativas a su buguiento y comercial software privativo.

Siendo un evento a nivel latinoamérica, estará efectuándose en muchísimas ciudades de ésta,  en mi caso, Guatemala también realizará el festival en varias ciudades, el día 28 de Abril de 2012, esta vez estaré presente en la capital del 6to Estado de los Altos, Quetzaltenango, pero  para revisar la sede más cercana hacer clic AQUÍ.

Flisol Xela 2012

Flisol Xela 2012

Como siempre, el evento es libre y gratuito, invitados todos.

En memoria de Dennis Ritchie


#include <stdio.h>
int main(void){
while(1)
printf("Gracias infinitas Dennis Ritchie, por tus aportes a la computacion \n");
return 0;
}