Mi top 10 de metal en 2014, The Black Fucking List

Luego de haber sido abducido por extraterrestres por todo un año, y de no escribir ni purisísima mierda en este blog (No tengo excusa, lo acepto, he sido un vago para escribir últimamente) aún conservo la flama del metal ardiendo, –y no creo que se apague mientras este vivo–, así que a continuación listo los discos que movieron mis neuronas durante este viaje de 365 y pico de días alrededor de nuestro amada (pero a veces odiosa) estrella, El Puto Sol.

10. Mägo de Oz – Ilussia

Luego de una ráfaga de mediocridad desde el gaia 2, estos maricones desde el 2012 han estado sacando material decente, y aunque nunca pense verlos por estas listas a estos vendidos,  esta vez en 2014, sacaron su segundo álbum con el nuevo vocalista donde vuelve a los coros memorables, melodías celtas y principalmente, escasa timidez de bajarle volumen a las guitarras para vender mas.

09. Edguy – Space Police, Defenders of the Crown

Otro resurgimiento que no esperaba de otra banda que ya me tenía harto con su mediocridad en los últimos años, al fin Tobias se dejó de mariconadas, y este es el álbum que debieron sacar luego del Hellfire Club.

08. Falconer – Black Moon Rising

Uno de los mejores descubrimientos que hice este año, y una de las mejores experiencias sin duda.  El nombre no me decía gran cosa de qué se trataba, pero me vine a chocar con un monstruo del heavy/power.

07. Triptykon – Melana Chesmata

Aún no se como rayos se pronuncia el nombre de la banda («triptaicon»,«tripticon»), pero no importa, desde la portada se notaba que iba a ser algo grande, y que continuariía la línea de los anteriores dos trabajos de Tom.

06. Accept – Blind Rage

Quizás lo mejor que le pudo pasar a Accept fue separarse de Udo, no solo por los grandes trabajos que desde el 2010 viene sacando, sino por los grandes trabajos que Udo mismo continúa sacando en solitario. oferta al 2×1.

05. Gamma Ray – Empire of the Undead.

A mi punto de vista, tan intenso y atronador que hace un vistazo hacia atrás a tiempos del Somewhere out in Space.

04. Riot – Unleash the Fire

Me niego a llamarles Riot V, ya que aunque su nombre comercial (y sin Mark Reale) es ese, aquí demuestran que siguen tronando tanto o mejor que cuando Mark Reale estaba en sus filas y en el mundo de los vivos.

03. Sanctuary – The Year the Sun Died

Más que ir a sus raíces, suena como a Nevermore sin Jeff Loomis, nada mal la verdad, sobre todo por que tanto en agresividad como en toque lírico, es mas como el fiel sucesor de This Godless Endeavor de Nevermore, que a Into The Mirror de Sanctuary.

02. Wolf – Devil Seed

Un album repleto de grandes temas del mas puro y duro heavy metal sin saborizantes. estos licántropos vinieron justo a tiempo a mostrarme que el Metal estará conmigo en las buenas en las malas e incluso en las mas pura mierda situaciones de la vida.

01. Unisonic – Light of Dawn

Una muestra de que el Heavy Metal no es solo oscuridad, maldad y venganza,  Y aunque aquí quizas no haya la mejor muestra de Happy Metal que exista, este album demasiadamente bien hecho tuvo sus momentos altos en mi 2014, tan altos como la voz de su vocalista, Michael Kiske, un ex enemigo del Heavy Metal que regresó desde hace un par de años a hacer lo que mejor saber hacer, dedicar sus cuerdas vocales a la exaltación del Metal.

El resto:

11. Eluveitie – Origins
12. Sabaton – Heroes
13. Overkill – White Devil Armory
14. Primal Fear – Delivering the Black
15. Iron Savior – Rise  of the Hero
16. Iced Earth – Plagues of Babylon
17. Mastodon – Once more ‘round the sun
18. Tankard – R.I.B.
19. Alestorm – Sunset the Golden Age
20. Bloodbound – Stormborn
21. Grave Digger – Return of the Reaper
22. Exodus – Blood in Blood out
23. Vader Tibi et Igni
24. Astral Doors – Notes from th e shadows
25. Sonata Arctica – Pariahs Child

Decepciones:

Judas Priest – Redeemer of Souls

No es malo, pero podría decir que suena más como a un intento forzado de revivir glorias pasadas. y la mezcla del album estuvo horrible.

Burzum – The Ways of Yore

Bautizado por mí como The Ways of “Bore”, con ese lo digo todo.

10 mejores redescubrimientos.

Pharaoh – The Longest Night.

Complejas estructuras acompañados de letras decentes, y la voz de Tim Aymar en el mejor album de estos faraones.

Raven – Wiped Out

Me avergüenzo jamás haber tomado en serio antes a estos británicos, de veras. Speed Metal como debe ser.

Riot – The Privilege of power

Digno sucesor del grandioso Thundersteel.

Wuthering Heights – Salt

Tuve mis dudas acerca de esta banda al principio, y luego de darles la oportunidad me quedó claro que era Folk de muy buen nivel.

Watchtower – control and resistance

Pensaba que el Jazz Metal se quedaba con Atheist, pero esta banda  rompió con mi paradigma mental al poner su thrash metal altamente técnico y contagioso en mis neuronas.

Warlock – True As Steel

La diosa Doro en sus mejores días, ah que voz.

Skyclad – prince of the poverty line

Nunca le dí oportunidad a esta banda pensando que iba a ser otra aburrida banda basada en violines, siendo el complemento de eso, es NWOBHM adornado con violines nada mas.

Witchfinder – General Death Penalty

Otro grande del NWOBHM eclipsado por Iron Maiden.

Lizzie Borden – Visual Lies

Heavy Metal ochentero el cual siempre evité porque lo preconcebía como otra banda mas estilo Glam, afortunadamente no eran así.

Rage – Ten years

Pensé erróneamente que era un album de recopilatorios, resultó siendo otra magnífica obra de Speed Metal (y quizas la última) de Rage, una de mis bandas favoritas.

 

 

Anuncios

Mi top 10 del Heavy Metal en 2011, the Black List

Finalizando otro año, en lo personal el año más metalero para mí, no tanto por los lanzamientos –que aunque hay muchos muy buenos, queda corto comparado a años anteriores– sino mas bien por haber podido asistir al evento que soñé ir desde que vivo como metalhead: Wacken Open Air en su versión 2011.  Y no solo el ir, sino convivir con decenas de miles de Metalheads de todos lados del mundo,  presenciar en vivo tanta leyenda del Metal como Judas Priest, Ozzy o Motorhead, así como otras de gran calidad como Iced Earth, Mayhem o Avantasia, y sobrevivir al *horrible* clima del norte de Alemania (y eso que era verano). Sumado a todo esto la paz mental vivida, definitivamente hacen de 2011 uno de los mejores años, sazonando estas vivencias con los mejores discos  (en orden inverso) que listo a continuación:

10. Mastodon – The Hunter

Mastodon - The Hunter

Más directo y menos complejo, así se puede definir éste álbum.  Y era de esperarse, la fama siempre les es dificil de digerir que muchos deciden mutar.  Afortunadamente con Mastodon, el cambio no es tan malo, la calidad compositiva continúa, en éste plástico orientado a mayores audiencias y algunas reminescencias a discos anteriores.

9. Rhapsody of Fire – From Chaos to Eternity:

Los italianos luego de un excelente album en 2010, y volver más a su estilo original, vuelven a sacar un año despues lo que será su último disco antes de separarse.  Bastante buena la despedida de la agrupación original, buena composicion y un poquito más “pesado” que el album del año pasado.

8. Amon Amarth – Surtur Rising:

Los vikingos regresan con un nuevo album, nueva portada, en un nuevo año, y con el mismo estilo de siempre, ya apodados los Mötorhead de Odín, conservan la misma calidad y consistencia que van dando desde hace más de una década, aunque no sea su mejor obra, siempre es satisfactorio escuchar sus odas paganas.

7. Toxic Holocaust – Conjure and command:

Excelente año para el Neo-Thrash Metal, y sobre todo para su big four actual, Toxic Holocaust nos presenta un álbum consistente, riffs exactos y memorables, y lo mejor, la agresión que los caracteriza.

6. Symphony X – Iconoclast

Un álbum más prog y difícil de digerir que el anterior de hace 4 años, pero que luego de las n escuchadas de riffs técnicos, beats exactos y melodiosa voz, hacen que los cientos de minutos del álbum valgan la pena.

5. Edguy – Age of the Joker

Disco más dinámico y menos aburrido del nuevo estilo de Edguy, aunque no a la altura del majestuoso Mandrake, Tobi vio la necesidad de no dejar eclipsada su banda ante los bastante mejores álbumes de su banda alterna Avantasia

4. Saxon – Call to Arms

Con una portada que, la verdad me incomodó; regresa Biff repartiendo caña, una lección que muchos de sus contemporáneos paisanos como Iron Maiden o Judas Priest deberían aprender: Ser viejos no significa ser lentos ni perezozos.  Como siempre, Metal bastante bien ejecutado por estos ingleses.

3. White Wizzard – Flying Tigers

Estos últimos dos años, gracias a la recomendación de la hermana metalera Alejandra me he percatado de éste nuevo y agradable retorno, la llamada “nueva ola del heavy metal tradicional” un nombre un poco “clichado” pero que describe bien bandas que quieren revivir el NWOBHM de principíos de los 80, y White Wizzard es de los mejores ejemplos.  Canciones rápidas junto con odas al heavy metal y baladas poderosas, al galope de guitarras rítmicas y solos exquisitos.  Heavy Metal en su máxima expresión.

2. Vader – Welcome to the Morbid Reich.

Estilo y nivel técnico, algo que ha caracterizado a estos polacos desde sus inicios, junto con una composición y líricas oscuras como suelen hacerlo bien. dá una excelente bienvenida al mundo de los morbosos.

1. Iced Earth – Dystopia

La tierra congelada vuelve a su temperatura inicial, la que todos disfrutamos, en el álbum más consistente y entretenido que han tenido en años, y un nuevo vocalista malabarista de las cuerdas vocales que no solo cumplió con las expectativas, sino las superó con ganancias.

Las siguientes 10:

11. Die Apokalyptischen Reiter – Moral and Wahnsin

Aunque completamente en aleman, su estilo ska-metal hacen agradable la tarde.

12. Bloodbound – Unholy Cross

De las nuevas promesas del power metal, que con estilo épico realizan canciones memorables.

13. Skeletonwitch – Forever abomination

Otro de los big 4 del thrash actual. Poquitín más progresivo que su anterior disco.

14. Iron Savior – The landing

Mantienen su estilo intacto, del mejor estilo power aleman, puras guitarras y sin mariconadas de voces casi femeninas o teclados.

15. Megadeth – 13

Disco de relleno de megadeth, o al menos eso parece luego del excelente Endgame, sin embargo muchas las canciones son bastante buenas individualmente, quizás el orden en que están en el disco tenga que ver, quien sabe.

16. Wolf – Legions of Bastards

Heavy Metal Clásico sin ser parte formalmente del movimiento de NWOTHM.

17. Alestorm, back through time

Los piratas escoceses continúan dando canciones buenas que nos hacen imaginar borracheras en alta mar.

18. Warcry – Alfa

La banda española por excelencia, canciones bastante emotivas y orientadas a los inicios de la banda.

19. Nightwish – Imaginaerum

Mucho mejor que su anterior “obra”, Nightwish ya se está acomodando a la voz chillona de su actual vocalista (que esta vez no suena tan mal) y canciones entretenidas.. a excepción de las que incluyen narraciones… ah como las detesto.

20. Scheepers – Scheepers

El esfuerzo en solitario del clon de Halford lider de Primal Fear, un tributo al heavy metal bastante bien logrado.

La basura de 2011:

Morbid Angel – Illvd Divinvm Insanvs:

Creo que es la mayor vergüenza para una banda que se caracterizaba por su brutal sonido puro. convertido ahora en una basura repetitiva e industrial.

Symfonia – In paradisum

El cliché del power metal a su máximo nivel,  clon del clon de Helloween,  y un André Matos aguado al igual que las composiciones.  Este álbum demuestra el porqué de la decisión de Tolki de dejar la música para siempre.

Opeth – Heritage

Muchos laueran éste álbum. a mí simplemente me parece aburrido, quizás estoy tan acostumbrado al Opeth de los tiempos de Orchid, o simplemente mi oido no está hecho para la variedad que el metal progresivo puede llegar a ofrecer.

Joyas perdidas escuchadas en 2011

Ghost- Opus Epinomous

Extraña banda de unos integrantes vestidos de líderes católicos, tocando un estilo retro de metal con algo de psicodélico, y letras a veces ridículas, pero muy buenas composiciones que me harán seguirle la pista a estos “pontífices de Satán”.

White Wizzard – Over The Top

El primer álbum de ésta excelente banda de heavy metal tradicional, y de los mejores que he escuchado en el género. Cierto,la letra está llena de clichés y todo, pero, ¿Qué diablos?, es 110% heavy metal del que vale la pena escuchar y disfrutar.

Heathen – Evolution of Chaos:

¿Qué mas puedo pedir? Speed metal cañero, con veloces riffs y una letra bastante bien pensada, mezclado de una manera exquisita.

Tarja –  What Lies Beneath:

Desconfiado de que iba a ser un álbum de “rock/pop” mas que de metal, evadí el año pasado a Tarja, sin contar que al darles la oportunidad, llegase a concluir que, en solitario, es incluso mejor que sus últimos años en Nightwish (y muchísimo más apreciable que lo que  hace Nightwish actualmente), Sí, son canciones también orientadas a un público amplio, pero con el tono de guitarra adecuado, entretenidas líneas melódicas, y la majestuosa voz de ésta chica finlandesa.

Darkthrone – Circle the Wagons:

Black Metal como me gusta escucharlo, set de canciones cojonudas a lo old school, bastante cerebrales y memorables.  Éste par de músicos saben lo que hacen, y lo hacen muy bien… o muy mal dependiendo el punto de vista.

Dark Angel – Darkness Descends:

La vieja escuela del thrash, que describiría como una mutación más violenta de Slayer llegando tocando suelos del Death Metal, sin necesariamente serlo.

Rage – Black in Mind, Unity, Reflections on a shadow, End of all days, Welcome to the Other Side.

Conjunto de pruebas, de que, sin importar la alineación, o la orientación musical, ya sea sinfónico, speed o mas power, Peavy es el artista más versátil y menospreciado del género. por esto y mucho más, convirtiéndose en una de mis bandas favoritas de todos los tiempos.

Possessed – Seven Churches

Los pioneros del Death Metal… o al menos eso me habían contado, una banda que por bloqueos mentales siempre rechacé escucharlos –pues desprecio un poco esa excesiva importancia que se le dán a temas tan inútiles como la (anti)religiosidad–, sin darme cuenta la gran caña que podían llegar a dar, guitarras estruendosas, riffs soberbios y un mezclado de lo más crudo, en mi caso solo debía ignorar las idioteces religiosas y dejarme poseer por su música.

Rush – Moving Pictures, Hemispheres

Otra banda vieja a la que le huía por pura ignorancia, pensaba que por tocar “progresivo” me iban a aburrir… malditos bloqueos mentales, de lo que me estaban privando. Rush con éstos dos títulos me demuestra que no se necesita ser ni tan pesado ni tan rápido para hacer música de calidad, y aunque, no es estrictamente Metal, no necesitan serlo con ese estilo único.

Concierto del año:

Wacken Open Air 2011.

Qué mas puedo decir de esto, basta con leer las entradas alusivas.

Runner up: Destruction (Guatemala City 19.08.2011): Completando el tridente del thrash aleman..

Reseñando: Edguy – Age of the Joker

Tres años han pasado desde su última entrega; el nefasto, “poppie” e irrelevante “Tinnitus Sanctus”, un disco que sepultaba completamente lo que ésta banda había estado logrando en la escena del Heavy/Power Metal Europeo a principios de milenio.  Y es que su calidad musical y lírica ascendía durante la época Theater of Salvation y Mandrake, llegando a la cúspide con el brillante Hellfire Club –El mejor pensado con una mezcla bien pensada entre heavy/power metal, parodias y música “cerebral”–, y comenzando su declive creativo con el pomposo Rocket Ride, sin olvidarnos del aborto creativo que le sucedió.  Todo parecía que el Edguy poderoso y creativo se había ido para no volver, a Tobías solo le interesaba el dinero y su banda Avantasía (o Avaraciantasía si se le quiere ver así), y sí, así fue, al menos por una parte.

Age of the Joker, un álbum que, con el mismo título comenzaba a darme mala espina antes de que saliera, lo baje, y justo cuando me preparaba para escucharlo y quizás colocarlo en las vergüenzas de 2011, cambió todo mientras fluían los bytes por el DAC de mi vieja soundblaster…  Sí, era Robin Hood, un tema que NO quise oír cuando salió su sencillo. pero que al escucharlo me dí cuenta que ésta sonaba quizás a una de las pocas salvables del Tinnitus —Speedhoven–, y no era tan malo al final.

Edguy - Age of the Joker

Edguy - Age of the Joker

Siguieron fluyendo los bytes, Nobody’s Hero, una canción que por el riff principal pareciera tributo a Dio, seguía mejorando mi expectativa, y comenzaba a disfrutar del álbum, poquito faltaba para darme cuenta que al fin Edguy comenzaba a enderezar su torcido sendero, ya que, al iniciar Rock of Cashel algo invadió mi mente… Recuerdos lejanos de un Edguy con música que valía la pena sumado a letras que evocaban el reciente viaje al Wacken, acompañados por melodías celtas y riffs “Maidenezcos” bien ejecutadas.   Una sola canción bastó para que cambiara mi opinión actual de Edguy y volviera a interesarme por su música; y apenas tres canciones bastaron para convencerme que Age of the Joker estaba hecha por aquella banda que había cambiado para siempre, y que decidió tomar lo mejor de su pasado.  Seguía el disco con buenos temas, Pandora’s box y su atractivo sonido viejo-oeste;  las neo-avantasianas BreatheTwo out of seven sonando como a single a la Superheroes del Rocket, la power-mandrakiana Arcane Guild; o incluso la épica Behind the Gates to Midnight World, dejando solo tres temas dignos al premio Tinnitus Sanctus a la mediocridad, Faces in Darkness, Fire on the Downline y la superficial balada wannabe-Bon Jovi Every Night without You.  Ocho canciones aceptables contra tres mediocres, no esta nada mal.

Como mencioné antes, Edguy quizás no volverá a su sonido poderoso del Mandrake, pero no hay nada malo que continúe con canciones lentas que quieran sonar a hard rock, siempre y cuando lo haga de calidad y no una copia “mierdocre” de Bon Jovi. Qué bueno que Tobias Sammet volviera a tomar en serio su banda principal, libere su creatividad en álbumes que valga la pena escuchar como éste y que no solo dedicara los buenos temas a su proyecto alterno Avantasia.

Edguy – Tinnitus Sanctus: de mal en peor.

Luego de la esperadísima 3ra parte de su concepto AvantasíaTobias Sammet, al igual que como lo hizo en 2002 con Mandrake, decide sacar en el mismo año tambien un álbum de su banda principal. La cual quizá sea el único punto de comparación entre Mandrake y este album.

Por qué? quién no recuerda lo bueno que fue el Mandrake, con el que logró mejorar tanto su voz, como darle la dosis adecuada de power metal, sin resultar repetitivo como lo suelen ser todas las bandas clones de Helloween.  Pero con Tinnitus Sanctus, se rompe la regla, pues esta vez, nos presenta un álbum mucho más aburrido, más comercial, y menos metalero que cualquiera que haya sacado anteriormente… lo cual haria pensar que al parecer a Tobby le está afectando mucho su amistad con el anti-metal de Michael Kiske….

Edguy - Tinnitus Sanctus Front Cover

Edguy - Tinnitus Sanctus Front Cover

Con éste album nos damos cuenta la transición que empezó quizá con algunos temas del excelentísimo Hellfire Club (el cual todavia conserva la dosis adecuada entre metal inteligente y cañero, con payasadas), y que, lamentablemente, únicamente los únicos vestigios de edguy del pasado sean las canciones Speedhoven, y un poco de The Pride of Creation. Eso no quiere decir que no tenga canciones lentas buenas, pues Wake Up Dreaming es otro tema que es bastante interesante. Pero las demás… un total desperdicio… con un nivel de aburrimiento y mal uso de teclados como Matrix, ambas del anterior disco. y agudizándose con una abominacion al estilo Trinidad: Are you a little pervert too?. nefasta definitivamente.

Seguro, Sammet cumplió su palabra, que una vez dijo en una entrevista: en donde le gustaría este album como epitafio de su carrera. sin importarle que ganara o perdiera fans, que este album sea el mejor o el peor de edguy,… y al parecer se orientó por el segundo camino lamentablemente. Esperemos que algún dia Sammet recapacite, y vuelva a hacer musica con su estilo es el Heavy/Power metal de altura como lo hizo anteriormente en Mandrake y Hellfire Club.

Tobias Sammet’s Avantasia – The Scarecrow, La Primera Impresión

Uno de los lanzamientos más esperados para mí el año pasado iba a ser este album, sin embargo, Sammet decidió lanzarlo hasta este año, y despues de tanto esperar, al fin obtuve una copia de este album con una calidad no muy buena, sin embargo estaba lo suficientemente escuchable, y con teclado en manos, orejas destapadas, y mente abierta, me puse a escuchar, y a analizar cada una de las canciones, por lo que todo lo que está escrito aqui puede variar para bien o para mal, en posteriores escuchadas del disco.

scarecrowcover

Twisted Mind: Una cancion pues no tan entretenida, pero no por eso mala, sin embargo hubiera preferido algo más rápido para iniciar con este album. haciendola una cancion genérica y no tan sobresaliente como lo fue The Seven Angels o Reach out for the Light en los anteriores albums, excepto por el toque medio-orientales de los riffs que tiene de base la canción.
The Scarecrow: Esta me hizo recordar mucho a The Piper Never Dies de Edguy, pues es una cancion bastante tranquila, pero con una atmosfera bastante agradable, y un intercambio de voces muy bueno, y al igual que Piper, cuenta con una parte bastante cañera casi al final de la cancion.
Shelter from the Rain: La agresividad comienza, Cancion en donde se nota la presencia de Michael Kiske, además de unos solos de guitarra muy buenos a media cancion, lo que me hace pensar que debería llamarse mejor algo así como Shredding from the Rain, Muy buena
Carry me over: Una balada, pues medio aburrida, y algo repetitiva.
What Kind of Love: Al inicio esta cancion suena prometedora, pero luego me doy cuenta que no es mas que una balada ála Celine Dion, además de que no tiene ni siquiera una guitarra que le devuelva el interés. aburridona, espero poder digerirla despues de algunas escuchadas mas. Por lo pronto solo puedo decir que no me gusto.
Another Angel Down: Por fin, regresa la velocidad! Contenida tambien en el sencillo Lost In Space I, esta cancion le devuelve la vida a este album, despues de 2 baladas seguidas. Me hace recordar otra vez a Edguy, pero a alguna cancion de su album Rocket Ride. se conserva como una de las mas interesantes.
The Toy Master: Otra canción con toques egipcios, que con vocalizaciones extrañamente “creepy” que me hace recordar a temas de King Diamond , y hechos nada mas y nada menos que por el grandioso Alice Cooper, y una melodia algo lenta, puede resultar aburrida en un principio,, pero lo que uno no sabe es que se va a encontrar con una parte bastante cañera a la mitad de la canción, lo cual complementa perfectamente la lentitud con que inicia. Muy buena.
Devil in the Belfry: Excelente shredding al inicio! ademas de tener riffs bastante interesantes que me hicieron recordar a The Bells of the Seven Hells de Helloween, o a lo mas reciente de Mystic Prophecy, bastante buena y cañera.
Cry just a little: Por fin una balada interesante, donde se ve que si le ponen sentimiento y por fin !guitarras!, y no se dedican solamente a repetir infinitamente un mismo coro. Buena melodia y buen puente. además de buen acompañamiento de teclado.
I Don’t Believe in your love: Por el nombre, pense que se iba a tratar de otra balada más, pues no, esta cancion tiene un ritmo medio, y muy buena musicalización. las guitarras están donde deben estar, y las voces ni se diga, son muy buenas.
Lost in Space: No se si por el nombre o por la musica, pero la primera vez que escuche esta cancion me hizo recordar mucho a los temas del Space Metal de Arjen Lucassen. Como todo sencillo, esta es pegajosa (Maldita frase “How could I know”), y tiene que gustarle a un amplio rango de personas, por lo que se pierde un poco de agresividad, y tiene un exceso de post-produccion. pero al final no esta tan mal a pesar de su falta de revoluciones por minuto.

Conclusion:

Despues de la primera escuchada, me parecio un disco algo lento comparado con los 2 anteriores, sin embargo lo suficientemente entretenido, quizá quitando alguna balada entre What kind of love o Carry me over, sonaría mucho mejor de lo que actualmente suena. Otro aspecto en lo que no falla este disco es en la brillantez tanto musical como lírica que Tobias Sammet le plasma a sus discos.
Y aunque quizá esta por debajo de la brillantez de los primeros dos Avantasia, me invitó a seguirlo escuchando, garantizándome que Sammet sigue todavía por el camino de Acero. Por lo que en un futuro próximo, éste post podrá ser editado.