Mi top 10 del Heavy Metal en 2011, the Black List

Finalizando otro año, en lo personal el año más metalero para mí, no tanto por los lanzamientos –que aunque hay muchos muy buenos, queda corto comparado a años anteriores– sino mas bien por haber podido asistir al evento que soñé ir desde que vivo como metalhead: Wacken Open Air en su versión 2011.  Y no solo el ir, sino convivir con decenas de miles de Metalheads de todos lados del mundo,  presenciar en vivo tanta leyenda del Metal como Judas Priest, Ozzy o Motorhead, así como otras de gran calidad como Iced Earth, Mayhem o Avantasia, y sobrevivir al *horrible* clima del norte de Alemania (y eso que era verano). Sumado a todo esto la paz mental vivida, definitivamente hacen de 2011 uno de los mejores años, sazonando estas vivencias con los mejores discos  (en orden inverso) que listo a continuación:

10. Mastodon – The Hunter

Mastodon - The Hunter

Más directo y menos complejo, así se puede definir éste álbum.  Y era de esperarse, la fama siempre les es dificil de digerir que muchos deciden mutar.  Afortunadamente con Mastodon, el cambio no es tan malo, la calidad compositiva continúa, en éste plástico orientado a mayores audiencias y algunas reminescencias a discos anteriores.

9. Rhapsody of Fire – From Chaos to Eternity:

Los italianos luego de un excelente album en 2010, y volver más a su estilo original, vuelven a sacar un año despues lo que será su último disco antes de separarse.  Bastante buena la despedida de la agrupación original, buena composicion y un poquito más “pesado” que el album del año pasado.

8. Amon Amarth – Surtur Rising:

Los vikingos regresan con un nuevo album, nueva portada, en un nuevo año, y con el mismo estilo de siempre, ya apodados los Mötorhead de Odín, conservan la misma calidad y consistencia que van dando desde hace más de una década, aunque no sea su mejor obra, siempre es satisfactorio escuchar sus odas paganas.

7. Toxic Holocaust – Conjure and command:

Excelente año para el Neo-Thrash Metal, y sobre todo para su big four actual, Toxic Holocaust nos presenta un álbum consistente, riffs exactos y memorables, y lo mejor, la agresión que los caracteriza.

6. Symphony X – Iconoclast

Un álbum más prog y difícil de digerir que el anterior de hace 4 años, pero que luego de las n escuchadas de riffs técnicos, beats exactos y melodiosa voz, hacen que los cientos de minutos del álbum valgan la pena.

5. Edguy – Age of the Joker

Disco más dinámico y menos aburrido del nuevo estilo de Edguy, aunque no a la altura del majestuoso Mandrake, Tobi vio la necesidad de no dejar eclipsada su banda ante los bastante mejores álbumes de su banda alterna Avantasia

4. Saxon – Call to Arms

Con una portada que, la verdad me incomodó; regresa Biff repartiendo caña, una lección que muchos de sus contemporáneos paisanos como Iron Maiden o Judas Priest deberían aprender: Ser viejos no significa ser lentos ni perezozos.  Como siempre, Metal bastante bien ejecutado por estos ingleses.

3. White Wizzard – Flying Tigers

Estos últimos dos años, gracias a la recomendación de la hermana metalera Alejandra me he percatado de éste nuevo y agradable retorno, la llamada “nueva ola del heavy metal tradicional” un nombre un poco “clichado” pero que describe bien bandas que quieren revivir el NWOBHM de principíos de los 80, y White Wizzard es de los mejores ejemplos.  Canciones rápidas junto con odas al heavy metal y baladas poderosas, al galope de guitarras rítmicas y solos exquisitos.  Heavy Metal en su máxima expresión.

2. Vader – Welcome to the Morbid Reich.

Estilo y nivel técnico, algo que ha caracterizado a estos polacos desde sus inicios, junto con una composición y líricas oscuras como suelen hacerlo bien. dá una excelente bienvenida al mundo de los morbosos.

1. Iced Earth – Dystopia

La tierra congelada vuelve a su temperatura inicial, la que todos disfrutamos, en el álbum más consistente y entretenido que han tenido en años, y un nuevo vocalista malabarista de las cuerdas vocales que no solo cumplió con las expectativas, sino las superó con ganancias.

Las siguientes 10:

11. Die Apokalyptischen Reiter – Moral and Wahnsin

Aunque completamente en aleman, su estilo ska-metal hacen agradable la tarde.

12. Bloodbound – Unholy Cross

De las nuevas promesas del power metal, que con estilo épico realizan canciones memorables.

13. Skeletonwitch – Forever abomination

Otro de los big 4 del thrash actual. Poquitín más progresivo que su anterior disco.

14. Iron Savior – The landing

Mantienen su estilo intacto, del mejor estilo power aleman, puras guitarras y sin mariconadas de voces casi femeninas o teclados.

15. Megadeth – 13

Disco de relleno de megadeth, o al menos eso parece luego del excelente Endgame, sin embargo muchas las canciones son bastante buenas individualmente, quizás el orden en que están en el disco tenga que ver, quien sabe.

16. Wolf – Legions of Bastards

Heavy Metal Clásico sin ser parte formalmente del movimiento de NWOTHM.

17. Alestorm, back through time

Los piratas escoceses continúan dando canciones buenas que nos hacen imaginar borracheras en alta mar.

18. Warcry – Alfa

La banda española por excelencia, canciones bastante emotivas y orientadas a los inicios de la banda.

19. Nightwish – Imaginaerum

Mucho mejor que su anterior “obra”, Nightwish ya se está acomodando a la voz chillona de su actual vocalista (que esta vez no suena tan mal) y canciones entretenidas.. a excepción de las que incluyen narraciones… ah como las detesto.

20. Scheepers – Scheepers

El esfuerzo en solitario del clon de Halford lider de Primal Fear, un tributo al heavy metal bastante bien logrado.

La basura de 2011:

Morbid Angel – Illvd Divinvm Insanvs:

Creo que es la mayor vergüenza para una banda que se caracterizaba por su brutal sonido puro. convertido ahora en una basura repetitiva e industrial.

Symfonia – In paradisum

El cliché del power metal a su máximo nivel,  clon del clon de Helloween,  y un André Matos aguado al igual que las composiciones.  Este álbum demuestra el porqué de la decisión de Tolki de dejar la música para siempre.

Opeth – Heritage

Muchos laueran éste álbum. a mí simplemente me parece aburrido, quizás estoy tan acostumbrado al Opeth de los tiempos de Orchid, o simplemente mi oido no está hecho para la variedad que el metal progresivo puede llegar a ofrecer.

Joyas perdidas escuchadas en 2011

Ghost- Opus Epinomous

Extraña banda de unos integrantes vestidos de líderes católicos, tocando un estilo retro de metal con algo de psicodélico, y letras a veces ridículas, pero muy buenas composiciones que me harán seguirle la pista a estos “pontífices de Satán”.

White Wizzard – Over The Top

El primer álbum de ésta excelente banda de heavy metal tradicional, y de los mejores que he escuchado en el género. Cierto,la letra está llena de clichés y todo, pero, ¿Qué diablos?, es 110% heavy metal del que vale la pena escuchar y disfrutar.

Heathen – Evolution of Chaos:

¿Qué mas puedo pedir? Speed metal cañero, con veloces riffs y una letra bastante bien pensada, mezclado de una manera exquisita.

Tarja –  What Lies Beneath:

Desconfiado de que iba a ser un álbum de “rock/pop” mas que de metal, evadí el año pasado a Tarja, sin contar que al darles la oportunidad, llegase a concluir que, en solitario, es incluso mejor que sus últimos años en Nightwish (y muchísimo más apreciable que lo que  hace Nightwish actualmente), Sí, son canciones también orientadas a un público amplio, pero con el tono de guitarra adecuado, entretenidas líneas melódicas, y la majestuosa voz de ésta chica finlandesa.

Darkthrone – Circle the Wagons:

Black Metal como me gusta escucharlo, set de canciones cojonudas a lo old school, bastante cerebrales y memorables.  Éste par de músicos saben lo que hacen, y lo hacen muy bien… o muy mal dependiendo el punto de vista.

Dark Angel – Darkness Descends:

La vieja escuela del thrash, que describiría como una mutación más violenta de Slayer llegando tocando suelos del Death Metal, sin necesariamente serlo.

Rage – Black in Mind, Unity, Reflections on a shadow, End of all days, Welcome to the Other Side.

Conjunto de pruebas, de que, sin importar la alineación, o la orientación musical, ya sea sinfónico, speed o mas power, Peavy es el artista más versátil y menospreciado del género. por esto y mucho más, convirtiéndose en una de mis bandas favoritas de todos los tiempos.

Possessed – Seven Churches

Los pioneros del Death Metal… o al menos eso me habían contado, una banda que por bloqueos mentales siempre rechacé escucharlos –pues desprecio un poco esa excesiva importancia que se le dán a temas tan inútiles como la (anti)religiosidad–, sin darme cuenta la gran caña que podían llegar a dar, guitarras estruendosas, riffs soberbios y un mezclado de lo más crudo, en mi caso solo debía ignorar las idioteces religiosas y dejarme poseer por su música.

Rush – Moving Pictures, Hemispheres

Otra banda vieja a la que le huía por pura ignorancia, pensaba que por tocar “progresivo” me iban a aburrir… malditos bloqueos mentales, de lo que me estaban privando. Rush con éstos dos títulos me demuestra que no se necesita ser ni tan pesado ni tan rápido para hacer música de calidad, y aunque, no es estrictamente Metal, no necesitan serlo con ese estilo único.

Concierto del año:

Wacken Open Air 2011.

Qué mas puedo decir de esto, basta con leer las entradas alusivas.

Runner up: Destruction (Guatemala City 19.08.2011): Completando el tridente del thrash aleman..

Reseñando: Iced Earth – Dystopia

Iced Earth, quienes desde principios de los 90s vienen dando caña con su estilo heavy-power-thrasher  acompañado con letras épicas hasta cierto punto, y sacando ráfaga de álbumes que calificaban de buenos a excelentes, hasta que en 2004 algo pasó…  The Glorius Burden, junto con los siguientes Wicked Trilogy cambiaban un poco el juego… Era el mismo Iced Earth, de buena calidad, pero con diferente sabor, ya que –independientemente de los vocalistas–, los álbumes no estaban a la altura cañera de lo que había sido del Horror Show para atrás, y muchisimo menos la trinidad inicial Iced Earth-Stormrider-Burnt Offerings.

Iced Earth - Dystopia

Iced Earth - Dystopia

Luego de una despedida emotiva en el Wacken 2011 a su vocalista más significativo: Matt Barlow, vuelven con nuevo cantante y CD.  Stu block, viniendo de una banda un poco más pesadita en cuanto a carga gutural –Into Eternity–, termina siendo un tipo que a mi oído mezcla lo mejor de los  tres últimos vocalistas (Agudos a lo Ripper/Greely y coros sentimentales al estilo el pelirojo Barlow) más su estilo único en los rangos medios, no deja nada que desear, y desde que escuché su interpretación de Dante’s Inferno me pareció adecuado para la banda; Schaffer no nos defraudó, pero aún faltaba la prueba definitiva, el nuevo CD: Dystopia.

Y desde la primer canción homónima se comienza a percibir unos aires a lo viejo, a los tiempos en que el jinete del trueno cabalgaba junto al Spawn y Set Abominae a finales del siglo pasado, ya que luego de mucho tiempo, los riffs y los cambios volvían a ser originales y no una copia de ellos mismos.  Y la cuestión se pone mejor, la veloz somethingwiked-esca Boiling Point, épica V (for Victory), y el corte final Tragedy and Triumph, hacen a modo de homenaje un recorrido por la carrera de la banda en sus tiempos más acelerados, mientras que las semi-baladas Anthem y Anguish of Youth hacen bien lo suyo para transmitir el sentimiento.  Pero en definitiva lo más sorprendente fue encontrarme Dark City, un magnífico tema que mezcla perfectamente la caña y la variabilidad en las partes sucias del StormRider,  con la melodía y limpieza del Dark Saga,  lo mejor que he escuchado de Iced Earth desde hace mucho tiempo.

Aquella desconfianza que tuve por éste nuevo álbum, junto con la duda e incertidumbre, desaparecieron por completo a la primera escuchada, la genialidad de Schaffer vuelve a brillar,  Y luego de varias escuchas, excelentes riffs, estructuras y letras, junto con una excelente elección de vocalista ya han hecho de éste CD uno de los favoritos del año.

Bitácora del Wacken 2011 – El Evento, día 3

Wacken, 6 de Agosto, Día 3:

Al amanecer, la tienda de campaña y la bolsa de dormir húmedas de nuevo, aunque no tanto como los días anteriores.  Continúa siendo días bastante buenos en cuanto a clima, poco nublado y un poco de brisa pero nada relevante.  Decididos fuimos al metalmarket a realizar las últimas compras, y luego al área de “lost and found” para ver si habían sido tan honrados de devolver la billetera perdida de un compañero el día anterior.   Viendo que no y asumiendo que algún latinoamericano como nosotros, sin cultura de devolver lo ajeno se la habia llevado (UPDATE: A poco más de 3 semanas del evento, La HONRADA gente alemana le envió de regreso por correo la billetera perdida al amigo, intacta, con todo su contenido. Es sorprendente, ASI ES EL METAL) ,  decidimos ir a recuperar nuestra estaca con calavera cornuda que nos habían confiscado hace 2 días,  El compañero encargado de llevarla fue la sensación del momento al llevar un traje típico del país y portar dicha estaca de regreso al campamento,  era todo un sacerdote maya que no se le escapaba a las miradas de los europeos que probablemente jamás habian visto algo similar.

Para seguir pasando el tiempo, debido a que los conciertos empezaban ya algo tarde, fuimos al pueblo a dar señales de vida por medio de Internet a nuestra gente al otro lado del charco.  Impresionante fue ver un fanático religioso que estaba afuera del evento intentando no se qué con unos carteles que tenían escrito algo en alemán, y la palabra “Jesus” (por eso y por su gritadera asumí que era fanático).  Un poco de relajación de regreso al campamento, compartiendo bebidas espirituosas de Guatemala con gente de otros países, el respectivo almuerzo de salchichas de Turingia y de regreso a lo que venimos, al Metal.

Mayhem

Mayhem

Inicia la jornada de conciertos con Mayhem en el Black Metal Stage (¿donde mas?), un show que más parecía una homilía, en donde Attila portaba un crucifijo extraterrestre de 4 brazos invertido bastante divertido.  Show cargado con temas como Freezing Moon, A time to die, Pure Fucking Armageddon y Der Misteriis dom Sathanas como las más significativas. Aunque lo mejor estaba por empezar…

Iced Earth

Iced Earth

Iced Earth, una de las razones por las que iba a éste magnífico festival, hizo su magna aparición en el True Metal Stage, teniendo presente de que era el último show con Matt Barlow, quien, para mí, es el Dickinson de Iced Earth, la voz símbolo de la banda.  Escalofríos se sintió cuando comenzó a tocar 1776, para dar paso a Burning Times,  Las guitarras, el bajo, el bombo, y la magnífica voz de Barlow eran tal como se escuchan en el disco de estudio, tal como se escuchan en el Alive in Athens.  Aunque el setlist no fue tanto de mi gusto, y el tiempo demasiado corto (1 hora de show) escuchar The Hunter, Last December y el Wicked Trilogy valió la pena.  Pero mejor aún, haber presenciado la despedida de este gran vocalista en éste su último concierto no tiene precio, fue inevitable detener las lágrimas. Arriba Iced Earth.

Sepultura

Sepultura

Despues de la emotiva despedida de Barlow, la cerveza seguía fluyendo tal como el primer día, y era momento para Sepultura,  Ya habíamos encontrado el lugar óptimo, el ojo del huracán, el punto de Lagrange, o como se le quiera llamarle, para ver tanto los conciertos del Black Stage como del True Stage, sin estar tan lejos como para no distinguir, ni tan cerca como para quedar sordo con las bocinas, ni tan al lado para no ver el escenario, ni tan al centro para andar cargando tanto crowdsurfer. Lastimosamente fue en el último día, pero aún quedaba Sepultura; Arise, Refuse/Resist, Territory y Root Bloody Roots zumbaron en mis oídos mientras veía que hordas de crowdsurfers se dirigían al escenario a ritmo carioca.

Avantasia

Avantasia

Media hora de descanso en nuestro punto de equilibrio, bebiendo más y más cerveza hasta que la ruleta giró en las pantallas gigantes para anunciar a Avantasia como siguiente banda en el True Stage,  Hizo aparición Tobias Sammet y su Twisted Mind, junto con una horda de músicos y vocalistas, para iniciar uno de los mejores shows de éste Wacken.  Sin embargo,  el momento más bizarro fue ver en el True Metal Stage, aparecer a Michael Kiske al iniciar Reach out for the Light, un enemigo del metal pero con una maravillosa voz que hace olvidar sus constantes críticas al género; en fin, lo que hace el dinero.   Su actuación fue majestuosa, y fue impresionante verlo cantar junto a Kai Hansen en la guitarra en Shelter from the Rain.  Muy buen show, buen setlist, buenas actuaciones, y sobre todo, buen lugar desde donde lo estaba viendo.

Kreator

Kreator

Terminan las “mariconadas” de Avantasia e inicia la violencia en el Black Stage, es momento de Kreator, y su brutal thrash alemán (quien diría que en menos de un mes vería al tridente alemán del thrash metal completo), en un show que nunca decepciona ni deja que desear,  por momentos me daban ganas de abandonar mi punto lagrangiano de equilibrio y unirme a las hordas en el circle pit, pero luego recordé que tenía que esperar todavía el siguiente show en el True Stage, Mötorhead,  quienes abriendo con la cañerísima Iron Fist, y cerrando con la popular Ace of Spades, sacaron fuerza de su vejez y entregaron todo a los más de 60 mil metalheads.  Impresionante show y luego de ver a Lemmy, a Ozzy y a Halford, puedo decir que solo me falta ver a Dickinson para morir tranquilo y testificar que ví a los dioses (me falto Dio pero tristemente ya no está entre nosotros los mortales).  Excelente cierre del True Metal Stage.

Mötorhead

Mötorhead

Y para finalizar ya con mi cansado y embriagado cuerpo, empieza a llover toda aquella agua acumulada que no cayó durante los 4 días anteriores.  Bajo estos torrentes inicia Children of Bodom, mientras, yo ya fuera de mi punto de equilibrio entre los escenarios por necesidades fisiológicas, decidí ver el show un poco de lejos, y premeditadamente, descansar y esperar el show de Ghost, una excelente banda sueca de Heavy Metal con toques de Mercyful Fate que me había encantado los últimos 2 meses.  Éstos tocaron en el W.E.T Stage, afortunadamente el único recinto libre de la lluvia wackeniana.   Muy buen show el de estos monjes del averno, cuando al finalizar, ya con el cuerpo destrozado y caminando más por inercia por toda la lluvia fría, a pasar la última noche al campamento, perdiéndome, tal como paso con Airbourne, el show de conclusión del Wacken.  Pero bueno, así es el Metal, ya estaba satisfecho con lo visto y lo vivido, no podía pedir mas, era momento de descansar.

Mis top 10 tracks de Iced Earth, Las Elegidas

Para que no digan que tengo muy abandonado el blog, se me ocurrio hacer otro de mis top ten, esta vez de una banda a la que quizá no se le ha dado la suficiente atención en este continente (como dicen que nadie es profeta en su tierra… aunque la mayor parte de veces es consuelo de tontos este dicho),  Nada mas y nada menos que Iced Earth, una de las mejores bandas de Heavy/Power Metal que no cae mucho en el cliché de “dragones y hadas” típicas del subgénero,  dirigida por el maestro Jon Schaffer. Y con Audacious en pantalla, aqui vomito las 10 elegidas… en orden inverso.

10.Angel’s Holocaust/Stormrider.

No se puede dejar de hablar de una canción sin hablar de la otra, por ello las decidí fusionar… Aunque con letras un poco con el cliché que mencioné al principio, la mística que logra crear Schaffer con sus increíbles arpeggios brutalizados con poderosos riffs hacen de éstos la mejor introducción para el que quizá sea el mejor álbum de Iced Earth musicalmente hablando.

Momentos memorables: El cambio bastante bueno al inicio de Stormrider… de la tranquilidad a la velocidad!

9. Slave to the Dark.

De las canciones más fuertes de uno de los álbums menos poderosos de la banda.  bastante buena la mezcla lograda en éste de melodía con riffs poderosos sin caer en la complejidad de los primeros trabajos.  Además las letras son de lo mejor, adaptadas de Spawn como todo el Album lo fue.

Momentos memorables: Durante el coro.

8. Pure Evil.

Otra joya del Night of the Stormrider es Pure Evil, con un intro casi salido del mismo infierno, para dar lugar a los riffs más trasheros con un galope impresionante.  Bastante rápida, directa, y pegadiza, sin llegar a aburrir en ningún punto.

Momentos memorables: La melodía con que abre la canción y el cambio de ritmo @ 2:25

7. The Coming Curse.

El cierre de la trilogía del Something Wicked this way comes definitivamente es un magnum opus, con velocidad y ambientación acompañados de suficientes coros femeninos y orientales que hacen vivir la historia de set abominae.

Momentos memorables: @ 5:45 durante el riff galopante y las voces de catedral… bastante buena la mezcla.

6. Burnt Offerings.

La ira de Schaffer por los malos momentos que pasó durante un período de su vida se ven claramente reflejados en esta canción, digna de ser interpretada por alguna canción de brutal death.  Bastante rápida y brutal, quizá de las más brutales de la banda, con letras adecuadas para cuando uno esté inconforme con esta vida perra.

Momentos memorables: @5:40 la velocidad impregnada durante el solo es simplemente rabia pura!

5. The Clouding.

Canción interpretada por Ripper Owens ¿Y por qué no?, pues en esta demuestra su gran capacidad vocal la cual lastimosamente fue re interpretada por Barlow,  cuando en mi opinión estaba mejor originalmente.  Pero bueno, la única que se salva también de la era oscura de Owens.  De lo mejor en atmósfera y melodía, y adecuada a la historia que cuenta.

Momentos memorables: El cambio @ 5:05 en donde se ve lo versátil que es la banda pasando de un pasage tranquilo, a través de un riffs pseudo-black sabbath, hasta llegar a una velocidad lo suficientemente cañera para subir la adrenalina.

4. A Question to Heaven

Bastante parecida a la anterior, con la diferencia que ésta cuenta con el factor sentimiento un poco más resaltado.  Además acompañado de voces femeninas que realzan la belleza de la canción.  Definitivamente esta es la muestra de la voz tan versátil de Barlow.

Momentos memorables: Los gritos de de sufrimiento de Barlow luego del 6to minuto.

3. Prophecy:

La primer canción de la trilogía de Set Abominae en el Something Wicked this way Comes es quizá la que más me gusta por el aspecto atmosférico impregnada en ésta, además del riff tan directo que Schaffer logra crear en ese galope que va y viene luego de la mitad de la canción.

Momentos memorables: El solo @ 3:50 es de lo mejor, corto y al grano, seguido del riff que taladra la cabeza de hasta el más necio, y las letras que le siguen ” assassins we will be…”.

2. Travel in Stygian.

El Stormrider no podía terminar mejor que con esta obra maestra,  Con bastantes cambios de ritmo la convierten quizá en una de las canciones más completas y mas técnicas de Iced Earth,  y de las menos predecibles. Definitivamente lo merece y es de las obras por las cuales el Stormrider es la leyenda que es.

Momentos memorables: La parte en donde cantan solo en falsete al inicio de la canción, seguido por el montón de cambios de ritmo…. bueno, mejor digo que en su totalidad es memorable.

1. Dante’s Inferno.

El Magnum Opus de Iced Earth, narrando el viaje épico de Dante y Virgilio por el infierno… Definitivamente Heavy metal en su mas alto nivel.  Una obra maestra de 16 minutos que en ningún momento llega a aburrir.  contando con pasajes musicales que se adecúan mientras se avanza a través de los planos del infierno.

Momentos memorables: Cuando se alcanza el último plano del infierno… Mejor descrita no podría estar la obra maestra de Dante.

Bueno, esta es mi lista personal… quienes quieran compartir su propia lista, bienvenida sea en los comentarios.