Reseñando: Iced Earth – Dystopia

Iced Earth, quienes desde principios de los 90s vienen dando caña con su estilo heavy-power-thrasher  acompañado con letras épicas hasta cierto punto, y sacando ráfaga de álbumes que calificaban de buenos a excelentes, hasta que en 2004 algo pasó…  The Glorius Burden, junto con los siguientes Wicked Trilogy cambiaban un poco el juego… Era el mismo Iced Earth, de buena calidad, pero con diferente sabor, ya que –independientemente de los vocalistas–, los álbumes no estaban a la altura cañera de lo que había sido del Horror Show para atrás, y muchisimo menos la trinidad inicial Iced Earth-Stormrider-Burnt Offerings.

Iced Earth - Dystopia

Iced Earth - Dystopia

Luego de una despedida emotiva en el Wacken 2011 a su vocalista más significativo: Matt Barlow, vuelven con nuevo cantante y CD.  Stu block, viniendo de una banda un poco más pesadita en cuanto a carga gutural –Into Eternity–, termina siendo un tipo que a mi oído mezcla lo mejor de los  tres últimos vocalistas (Agudos a lo Ripper/Greely y coros sentimentales al estilo el pelirojo Barlow) más su estilo único en los rangos medios, no deja nada que desear, y desde que escuché su interpretación de Dante’s Inferno me pareció adecuado para la banda; Schaffer no nos defraudó, pero aún faltaba la prueba definitiva, el nuevo CD: Dystopia.

Y desde la primer canción homónima se comienza a percibir unos aires a lo viejo, a los tiempos en que el jinete del trueno cabalgaba junto al Spawn y Set Abominae a finales del siglo pasado, ya que luego de mucho tiempo, los riffs y los cambios volvían a ser originales y no una copia de ellos mismos.  Y la cuestión se pone mejor, la veloz somethingwiked-esca Boiling Point, épica V (for Victory), y el corte final Tragedy and Triumph, hacen a modo de homenaje un recorrido por la carrera de la banda en sus tiempos más acelerados, mientras que las semi-baladas Anthem y Anguish of Youth hacen bien lo suyo para transmitir el sentimiento.  Pero en definitiva lo más sorprendente fue encontrarme Dark City, un magnífico tema que mezcla perfectamente la caña y la variabilidad en las partes sucias del StormRider,  con la melodía y limpieza del Dark Saga,  lo mejor que he escuchado de Iced Earth desde hace mucho tiempo.

Aquella desconfianza que tuve por éste nuevo álbum, junto con la duda e incertidumbre, desaparecieron por completo a la primera escuchada, la genialidad de Schaffer vuelve a brillar,  Y luego de varias escuchas, excelentes riffs, estructuras y letras, junto con una excelente elección de vocalista ya han hecho de éste CD uno de los favoritos del año.

Anuncios

Mis top 10 tracks de Iced Earth, Las Elegidas

Para que no digan que tengo muy abandonado el blog, se me ocurrio hacer otro de mis top ten, esta vez de una banda a la que quizá no se le ha dado la suficiente atención en este continente (como dicen que nadie es profeta en su tierra… aunque la mayor parte de veces es consuelo de tontos este dicho),  Nada mas y nada menos que Iced Earth, una de las mejores bandas de Heavy/Power Metal que no cae mucho en el cliché de “dragones y hadas” típicas del subgénero,  dirigida por el maestro Jon Schaffer. Y con Audacious en pantalla, aqui vomito las 10 elegidas… en orden inverso.

10.Angel’s Holocaust/Stormrider.

No se puede dejar de hablar de una canción sin hablar de la otra, por ello las decidí fusionar… Aunque con letras un poco con el cliché que mencioné al principio, la mística que logra crear Schaffer con sus increíbles arpeggios brutalizados con poderosos riffs hacen de éstos la mejor introducción para el que quizá sea el mejor álbum de Iced Earth musicalmente hablando.

Momentos memorables: El cambio bastante bueno al inicio de Stormrider… de la tranquilidad a la velocidad!

9. Slave to the Dark.

De las canciones más fuertes de uno de los álbums menos poderosos de la banda.  bastante buena la mezcla lograda en éste de melodía con riffs poderosos sin caer en la complejidad de los primeros trabajos.  Además las letras son de lo mejor, adaptadas de Spawn como todo el Album lo fue.

Momentos memorables: Durante el coro.

8. Pure Evil.

Otra joya del Night of the Stormrider es Pure Evil, con un intro casi salido del mismo infierno, para dar lugar a los riffs más trasheros con un galope impresionante.  Bastante rápida, directa, y pegadiza, sin llegar a aburrir en ningún punto.

Momentos memorables: La melodía con que abre la canción y el cambio de ritmo @ 2:25

7. The Coming Curse.

El cierre de la trilogía del Something Wicked this way comes definitivamente es un magnum opus, con velocidad y ambientación acompañados de suficientes coros femeninos y orientales que hacen vivir la historia de set abominae.

Momentos memorables: @ 5:45 durante el riff galopante y las voces de catedral… bastante buena la mezcla.

6. Burnt Offerings.

La ira de Schaffer por los malos momentos que pasó durante un período de su vida se ven claramente reflejados en esta canción, digna de ser interpretada por alguna canción de brutal death.  Bastante rápida y brutal, quizá de las más brutales de la banda, con letras adecuadas para cuando uno esté inconforme con esta vida perra.

Momentos memorables: @5:40 la velocidad impregnada durante el solo es simplemente rabia pura!

5. The Clouding.

Canción interpretada por Ripper Owens ¿Y por qué no?, pues en esta demuestra su gran capacidad vocal la cual lastimosamente fue re interpretada por Barlow,  cuando en mi opinión estaba mejor originalmente.  Pero bueno, la única que se salva también de la era oscura de Owens.  De lo mejor en atmósfera y melodía, y adecuada a la historia que cuenta.

Momentos memorables: El cambio @ 5:05 en donde se ve lo versátil que es la banda pasando de un pasage tranquilo, a través de un riffs pseudo-black sabbath, hasta llegar a una velocidad lo suficientemente cañera para subir la adrenalina.

4. A Question to Heaven

Bastante parecida a la anterior, con la diferencia que ésta cuenta con el factor sentimiento un poco más resaltado.  Además acompañado de voces femeninas que realzan la belleza de la canción.  Definitivamente esta es la muestra de la voz tan versátil de Barlow.

Momentos memorables: Los gritos de de sufrimiento de Barlow luego del 6to minuto.

3. Prophecy:

La primer canción de la trilogía de Set Abominae en el Something Wicked this way Comes es quizá la que más me gusta por el aspecto atmosférico impregnada en ésta, además del riff tan directo que Schaffer logra crear en ese galope que va y viene luego de la mitad de la canción.

Momentos memorables: El solo @ 3:50 es de lo mejor, corto y al grano, seguido del riff que taladra la cabeza de hasta el más necio, y las letras que le siguen ” assassins we will be…”.

2. Travel in Stygian.

El Stormrider no podía terminar mejor que con esta obra maestra,  Con bastantes cambios de ritmo la convierten quizá en una de las canciones más completas y mas técnicas de Iced Earth,  y de las menos predecibles. Definitivamente lo merece y es de las obras por las cuales el Stormrider es la leyenda que es.

Momentos memorables: La parte en donde cantan solo en falsete al inicio de la canción, seguido por el montón de cambios de ritmo…. bueno, mejor digo que en su totalidad es memorable.

1. Dante’s Inferno.

El Magnum Opus de Iced Earth, narrando el viaje épico de Dante y Virgilio por el infierno… Definitivamente Heavy metal en su mas alto nivel.  Una obra maestra de 16 minutos que en ningún momento llega a aburrir.  contando con pasajes musicales que se adecúan mientras se avanza a través de los planos del infierno.

Momentos memorables: Cuando se alcanza el último plano del infierno… Mejor descrita no podría estar la obra maestra de Dante.

Bueno, esta es mi lista personal… quienes quieran compartir su propia lista, bienvenida sea en los comentarios.

Iced Earth – The Crucible of Man

Bueno, exactamente un año después de haber sacado la primer parte de la Saga “Something Wicked“, Iced Earth regresa este año con la segunda y última entrega, el cual al inicio se iba a llamar Reveletation Abomination, pero luego, le pusieron este otro nombre… que en mi opinión estaba mejor el primero. y por lo tanto obligándome a mí a escribir de nuevo un review, despues de ya ratos de no hacerlo…

Portada del Crucible of Man

Portada del Crucible of Man

Entre los cambios cabe resaltar  principalmente con el regreso de Matthew Barlow a las voces (ya que el pobre pero talentoso Tim “Ripper” Owens fue echado por segunda vez de una banda siendo reemplazado por su vocalista original, que cruel la vida), además con un sonido de la guitarra un poco más a lo que venia haciendo previo al Horror Show. con riffs un poco más desarrollados que el Framing Armaggeddon, menos atmósfera, y musicalmente más enlazado al original Something Wicked this Way Comes.

Inicia con In Sacred Flames, un intro  bastante bueno, con coros bastante buenos, y musicalizacion de fondo que me hace recordar a Dante’s inferno en ciertas partes, para ir de lleno a Behold the Wicked Child, uno de los temas más cañeros del álbum, Melodiosa y rapida, con un toque como a Dark Saga, y, en donde, despues de 5 años, volvemos a escuchar la voz de Barlow acompañados del palm muting de Jon Schaffer, una combinacion que ha funcionado muy bien desde tiempos de Burnt Offerings. Minions of the Watch un tema corto y directo, lento y a la vez cañero, donde Barlow demuestra su versatilidad vocal en las primeras estrofas, cantando bajo en la primera, y subiendo tono en la siguiente. perfecto complemento de su contraparte rapida The Revealing. un tema corto y tambien directo, digno de estar aqui, aunque el riff de  la parte final suene un poco repetitiva. A gift or a curse una pseudo balada cantada al principio por Schaffer al principio, y muy al estilo de Visions del Stormrider, para intermediar con una parte muy rápida y encontrarnos quizá con los solos más memorables de todo el album. y volver de nuevo a la lentitud… buen tema. Continuando con Crown of the Fallen Iced Earth retorna con un tema un poco aburrido y repetitivo, salvándose unicamente en el shreddin de la parte final, donde inmediatamente se funde ante el inicio de The Dimension Gauntlet, iniciando con un riff bastante creativo, recordandome los tiempos de Burnt Offerings otra vez, con la caña necesaria para hacerlo, finalizando con una armonia bastante conocida de el Coming Curse. definitivamente de los mejorcito que encontraremos aquí.  I walk alone… tema que por el nombre pareceria que se tratara de una balada, pero no, aqui encontramos uno de los coros más pegadizos del álbum,  sin embargo, por lo mismo, falla en ser un poco repetitiva… pero para ser el primer sencillo esta bien, pero bueno, todo se soluciona en el siguiente tema Hartbringer of fate, una balada bastante interesante, con atmosfera comparable a The clouding del anterior álbum, excelente percusión, y coros memorables, de las mejores desapareciendo lentamente hasta dar lugar a Crucify the King la cual recicla un riff previamente hecho, sin embargo la fortaleza de ésta radica en la impresionante voz de Barlow, con unos agudos impresionantes, poniendose bastante buena y rápida a la mitad de la canción. pero hasta ahi… viene Sacrifical Kingdom típico tema de la banda, con trémolo rápido, recomendable, Divide and Devour cae como rayo, una muy buena velocidad y buenos coros a la mitad de la cancion. que me hace recordar a la estructura de Violate del Dark Saga.  La épica Come What May la cancion más larga del disco, bastante inspirada en The Coming Curse, suena bastante bien sin llegar a reemplazar al tema anteriormente mencionado. y finalizando la saga con Epilogue, con musicalización de la saga Something Wicked

Bueno, el album supero mis expectativas, sin embargo sentí como que al parecer fue un poco trillado volver a contratar a Barlow, pues Ripper ya estaba realizando un buen trabajo. Con éste album Schaffer logró superar los problemas del anterior como lo era el exceso de Intros y solos superficiales, pero a la vez también perdió la atmósfera que habia logrado plasmarle al Framing Armaggedon.

Recomendaciones (en negrita las mas cañeras):  In Sacred Flames, Behold the Wicked child/Minions of the Watch, Gift of a Curse, The dimension gaunglet, Hartbringer of Faith, Sacrificial Kingdom, Come what May.

Something Amazing this way Comes!!!

Iced Earth, una de mis bandas favoritas de todos los tiempos, presenta su nueva propuesta, Framing Armaggedon, lanzado hace casi un mes (Septiembre 2007), Un album completamente diferente, extremadamente bueno y enviciante por parte de la famosa banda de origen americano de Heavy/Power metal con toques de Thrash.

Y es que el album, la primera vez que lo escuché en versión “promo” en Julio, no me pareció muy bueno en un principio, creo que debido a que contaba con los famosos “Voiceovers” que incluyen las copias promocionales, aparte de que esperaba algo más pesado de semejante banda que en el pasado ha hecho excelentes discos como el Night of the Stormrider o Burnt Offerings (Mis dos álbumes favoritos). por lo que si mucho lo escuché solo una vez completo y esperé al release final.

Sin embargo, todo esto fue cambiando, puesto que el mes pasado le dí la oportunidad al disco, pues escuché bastante interesante la copia final sin “voiceovers“, y ahora puedo decir que Jon Schaffer tiró la casa por la ventana con semejante álbum… y aunque no es el sonido pseudo-thrashero que esperaba de los primeros álbumes, tampoco es el aburrido y repetitivo cancionero pro-americano del pasado album (del Glorious Burden, que la verdad era muy blando), logrando crear un entorno maravilloso para las excelentes letras que Jon Schaffer logró plasmar acerca de la primera parte de la saga de Set Abominae, previamente contado en las últimas 3 canciones del album bipolar Something Wicked This Way Comes.

Framing Armageddon Front Cover

Iniciando con el album, podemos escuchar un buen intro instrumental, que da paso a la primera joya del Album “Something Wicked Pt. 1“, ambos temas con resemblanza melódica a “The Prophecy” del SWTWC. A continuación con otro excelente interludio bien ambientado “Invasion“, y una canción corta muy buena y que presenta algunos de los riffs mas pesados del album “The Motivation of Man“. Siguiendo en esta linea esta “Setian Massacre” otra canción veloz y muy buena. “A Charge to Keep” y “Reflections” le baja revoluciones, y aunque la primer canción es de las mas regulares que se presentan en éste album, es la primer muestra de la gran mejora expresiva de Ripper Owens. “Ten Thousand Strong“, el primer sencillo del álbum, es una de esas canciones que al principio no me gustaron, pero ahora no paro de escucharlas con su nivel melódico y a la vez cañero. Siguiendo tenemos otro interludio “Executions“, acoplado perfectamente a la siguiente canción “The order of the Rose“, una muy buena pieza a nivel riffs, de mediana velocidad (En andante dirían). Otro interludio “The Cataclysm” y llegamos a quizá la mejor pieza del album: “The Clouding“, la cual presenta al inicio con guitarras suaves, una excelente interpretación de Owens, una de las mejores letras que Schaffer ha escrito en este nuevo milenio, y la última parte con guitarras al estilo stoner de Black Sabbath con uno de los mejores coros del disco, y con ésto borrando todos los pecados cometidos del album pasado. Acelerando la velocidad “Infiltrate and Assimilate“, una canción estándar de Iced Earth, llegando a la siguiente “Retribution through the Ages” con riffs más rapidos muy al estilo de esta banda. Otro interludio muy tribal “Something Wicked pt. 2” (Que me hace recordar a piezas de un dúo de música electrónica famoso a principios de siglo) y viene la segunda mejor pieza de éste album: “Domino Decree“, mezclando el sonido de órgano con un poco de riffs dinámicos muy al estilo el album “Burnt Offerings“, y una buena velocidad. Acelerando aún más con “Framing Armaggedon“, otra de las canciones muy buenas, la cual demuestra que no es necesario un cambio dinámico de ritmos para tener una canción cañera en Iced Earth, y con una furia vocal impresionante por parte de Owens al final de la canción. Bajando revoluciones, viene “When Star Collide“, una canción lenta y regular, que en realidad que aunque no es mala, comparada con las anteriores se queda muy atrás, seguido del postludio, el cual nos hace esperar por más el siguiente release.

Bueno, una extensa revisión para un extenso álbum doble, que nos muestra cada faceta de Iced Earth de una excelente manera, desde canciones lentas y melódicas, hasta las rápidas y dinámicas que sólo el maestro Jon Schaffer es capaz de escribir con tanta inteligencia y sentimiento. Framing Armaggedon quizá no sea el mejor release o el mas cañero de ésta banda (incluso parece que Schaffer obvió los solos en algunas canciones), sin embargo es uno de los mejores de éste año líricamente hablando, y definitivamente el mejor de Iced Earth en este siglo hasta ahora en general. Esperemos que el siguiente “Something Wicked” de la saga lo supere aún mas.