Reseñando: WarCry – Alfa

Si el Metal es el lenguaje de mi alma, cuán sabroso es escuchar algo de metal en el propio lenguaje de mi boca. WarCry, –liderado por el ex Avalanch Víctor García, una de las voces más poderosas del metal en español a mi criterio–, tuvo un excelente inicio, editando excelentes primeros díscos cuando aún este tío estaba en Avalanch, como que preparando la tierra para cosechar buenas hierbas previo a su salida de ésta banda. Hasta el Alea Jacta Est me pareció una banda innovadora dentro del Power Metal en español; luego los próximos discos los percibía con menos fuerza, menos empuje, e incluso llegué a pensar que se convertiría en una banda pop/alternativa por ése poder que estaba comenzando a faltar a la banda, la decepción por el anterior álbum. Revolución fue grande…

WarCry - Alfa

WarCry - Alfa

Afortunadamente no fue así con, Alfa, Warcry estaba dispuesto a patear traseros a quienes, incluyéndome, pensaron que estaban en decadencia; sí señores, esta vez ellos vuelven a ése excelente y atronador sonido que los vio nacer.  El renacimiento se siente en temas con toque de guerra como “La muerte de un sueño” canciones con letras más animosas como “Tan Fácil” o el himno al alcoholismo “Amistad”.  La producción no es de lo mejor que se haya escuchado pero al menos se distinguen los instrumentos, y entre veces las letras llegan a ser ñoñas por lo demasiado “alegres”, pero es algo a lo que ya nos tiene acostumbrado la banda desde su concepción, y me parece que vuelvan a la misma antigua fórmula, letras felices entre música cerebral.

Las más cañeras: La Muerte de un sueño, Tan Fácil, Amistad, Ardo por Dentro, Libre como el viento.

Lo escuchado durante… hace 4 meses… (…y II)

Sí, no solo escuché vejestorios inéditos para mí en estos primeros cuatro meses del año, también hubo buen metal… aunque no mucho hubo lo suficiente para refrescar el tímpano y calentar los latidos. Entre lo nuevo que “compilé” está:

Destruction - Day of Reckoning

Destruction - Day of Reckoning

Preparándome para el concierto de Destruction (que luego fue aplazado por azares del destino) me puse a escuchar lo nuevo de Schmier y compañía, el Day of Reckoning , pues siempre es bueno deleitarse con thrash alemán para iniciar el año, un album que no es malo, pero esperaba más de éstos carniceros alemanes, joyas como Devil’s Advocate, Sorcerer of Black Magic o The Demon is God. salvan a éste álbum de la indiferencia.  Un detalle que me gustó fue la inclusión del homenaje de Stand up and Shout de Dio, un tema que siempre pensé debía estar en un álbum de thrash.

Amon Am arth - Surtur Rising

Amon Am arth - Surtur Rising

Luego de poco más de dos años.  Amon Amarth vuelve con Surtur Rising,  y como siempre, éstos invocadores de Odin y Frigg hacen lo que mejor les sale, Metal Vikingo de lo más consistente y cañero.  sus armonías guitarrezcas en Lock’s Taunt,  la excitante velocidad de Destroyer of the Universe o The Best I Am o la línea melódica pegadiza de For Victory or Death conservan al mismo Amon Amarth al que estamos acostumbrados desde tiempos del The Avenger.  En otro orden me pareció interesante la inclusión de Aerials de System of a Down en la versión itunes del álbum… ésta canción suena tan Amon Amarth que no parece más de sus autores originales.

El Pelón imitación de Halford Ralf Scheepers, líder de Primal Fear le picó el mosquito del “solitario” y se aventuró a sacar  sin el nombre de su banda, al mejor estilo egocéntrico, el álbum que lleva su nombre y la verdad no le quedó nada mal.  Es el mismo tipo de Power Metal que tiene su banda, aunque menos power y más heavy, me recuerda mucho al magnífico Seven Seals.  sobre todo temas como Lock in a Dungeon, Before the Dawn, The Pain and the Acussed y Compassion aclaran que estamos ante un bastante bueno y emotivo álbum.

Como nota extra, Stratovarious – Ellysum:  Me negaba a escuchar éste album de Stratovarius, siempre se me ha hecho una banda bastante liviana y repetitiva, y más aún sin su ex líder Timo Tolki, aseguré que iba a estar peor.  Y la verdad no fue tan mala la experiencia.  Las letras ñoñas y la música repetitiva continúan allí.  Ese abuso de melodías felices que caracterizó a la banda durante sus primeros tiempos emergen y dan fé de que con Tolki o sin él, iban a crear música, que aunque a mí no me guste la banda, al menos le dí la oportunidad. Los temas más rescatables podrían ser Infernal Maze o la relajante  Lifetime in a Moment.

Lo escuchado durante… hace 4 meses… (I)

Sí, 4 meses, y no es que me haya vuelto anti metalero engendro de Michael Kiske combinado con algún reguetonero asqueroso,  sino solamente he estado algo perezoso para escribir como suele sucedernos a las personas de nuestra edad con tantas ocupaciones y preocupaciones. Pero aquí esta, una breve reseña del metal que vibró mis tímpanos durante estos primeros dos bimestres del 2011.

Rage - Black in Mind

Rage - Black in Mind

De lo viejo que descubrí están los de Rage, la banda que actualmente estoy siguiendo fervientemente y que nunca me deja de sorprender con cada álbum viejo de ellos (pero nuevo para mí) que escucho, siguió taladrando mi cerebro y oscureciéndolo con el magnífico Black in Mind, siendo el sucesor del magnífico y quasiperfecto “The Missing Link” no se queda atras ni eclipsado por éste. El tema homónimo, Send by the Devil (bastante adaptable para los demonios del pasado), In a nameless Time, y Until I Die, y los demás del aĺbum son temas bastante afilados con el toque emotivo que Peavy le imprime siempre a cada uno de sus creaciones.

Rage - Reflection of a Shadow

Rage - Reflection of a Shadow

Otro grandioso álbum de Rage, y el último que tiene el típico sonido “ochentero” que conservaba ese raro falsete de Peavy es el Reflection of a Shadow, sonidos crudos con ecos en la voz, y agradablemente cañero, y siguiendo la misma línea speedy del Perfect Man,  Bastantes cañeras son Waiting for the Moon,  Saddle the Wind y Wild Seed, y sí, suenan primitivas, pero bastante más “Rage”  (sic) que el siguiente album:  Ghosts, un álbum para nada aburrido, pero que ya es de la época más melódica de Rage, aunque no niego que me encantó, es contrastante en velocidad con el Reflections, que, al final iban siempre a dar fé de la gran versatilidad musical de Peavy, incluyendo ya el acompañamiento orquestal que se convertiría en sello de la banda en el futuro. La emotividad de Beginning of the End se mezcla con la caña orquestal de Back in time para parir algo bastante Rage como Love and Fear Unite.

Rage - Unity

Rage - Unity

Más contemporaneo aún, y que terminó elevar a este trío de músicos a niveles majestuosos… Unity. En éste Peavey ya cuenta con la hacha chillona del maestro Victor Smolski. Y si de músicos hablamos, Peavey definitivamente no podía conseguir a alguien más capaz y virtuoso.  y su segundo engendro de esta combinación fue Unity, un disco tan cañero con Down, Set this world on fire, como majestuoso con Dies Irae o You Want it You get it, o melódico con  Living my Dream.  Completamente disfrutable, tanto que se queda corto para dejarnos con los oídos empapados por el orgasmo auditivo.

White Wizzard - Over the Top

White Wizzard - Over the Top

Pero no solo de Rage fue los viejos lanzamientos que descubri. Tambien una excelente (y no tan vieja) banda estadounidense: White Wizzard; quienes se dedican a tocar algo que para muchos ignorantes es terreno muerto. Heavy Metal clásico. sí, aquel sonido tán británico que nos heredó Judas Priest, Dio, Angel Witch o Iron Maiden de los 80, aquel heavy metal que cabalgaba a galope rápido y frenaba a armonías de guitarras gemelas. y con la mejor calidad y fidelidad que nos hacen recordar que el Heavy metal no muere ni se transforma, se mantiene.  El disco en cuestión es Over the Top y entre sus temas (que todos son disfrutables) destaco: 40 Deuces, la maidenezca High Roller o la Dio-esca Iron Goddess of Vengeance.

Tankard - The Beauty and the Beer

Tankard - The Beauty and the Beer

Y finalizando el recuento de lo viejo que vale la pena mencionar. un poco de Thrash alemán.  Tankard.  En mi vida ignorante jamás habia escuchado su música. y es que se me hacía bastante inmaduro las letras que solo hablaban de alcohol y alcohol, Pero dado que soy alcohólico decidí que era justo escuchar un poco de himons a la cerveza para ver si esa mi “característica” servía de base para la digestión de su música, pero oh sorpresa.  al escuchar The Beauty and the Beer quedé oidoabierto luego de que me penetraran aquellos asquerosamente pegajosos riffs de estos alcohólicos; quienes tocan un thrash no tan agresivo y más melódico si lo comparamos con el tridente alemán de Kreator-Sodom-Destruction.  We Still Drink the old way, Rockstars No.1, The Beauty and the Beast y Metaltometal son canciones que aún no logro sacar de la mente, y no quiero que salgan tampoco.

Lo escuchado durante diciembre de 2010…

Durante éstos 12 meses el metal me ha acompañado… un 2010 bastante bueno, quizás de los mejores años de estos 20xx (y no es megaman).  cada experiencia, buena o mala, se acumula en los recuerdos que, en diciembre del calendario gregoriano, finaliza éste año.  Y las experiencias de éste diciembre de 2010 ( y con boleto del Wacken Open Air 2011 en mano) serán recordadas con…

Motörhead – The Wörld is Yours:

Motorhead - The world is yours

Motorhead - The world is yours

Agradezco a Lemmy de nuevo el brindarnos otro gran discazo… con la misma consistencia de hace más de 30 años, ésta banda sigue sonando fresca.  The Wörld is Yours es una prueba de la inmortalidad de la banda, y de su “mastermind” el ronco de Lemmy Kilmister.  Temazos como la exquisita entrada de  Born to Lose, la mid tempo Rock and Roll Music o la acelarada Outlaw dan fé de ésa energía que aún conserva éste sexagenario verrugo.  Nos vemos en Wacken!

Las más cañeras: Born to Lose, Devils in my hand, Rock and Roll Music, Outlaw.

Yngwie J. Malmsteen Rising Force – Relentless:

Yngwie Malmsteen - Relentless

Yngwie Malmsteen - Relentless

El que és considerado por muchos (e incluso para mí) como el guitarrista más técnico actualmente activo regresa éste 2010 con Relentless,  brindándonos más de su buen metal neoclásico con su velocidad extremadamente precisa en las cuerdas, y, como en el disco anterior, acompañado por la voz de Tim Ripper Owens.  Acepto que aunque Malmsteen és un gran guitarrista, odio los temas cuando éste toma el micrófono, además que la mezcla del producto se siente un poco forzada. pero por todo lo demás es un buen álbum, sobre todo por los temas en donde no hay ninguna sola voz.

Las Más Cañeras: Shoot across the bow,  Relentless, Knight of Vasa Order, Blinded.

Forbidden – Omega Wave:

Forbidden - Omega Wave

Forbidden - Omega Wave

Una banda que jamás habia escuchado a pesar de ya tener varios años y un largo período de hiato.  Y definitivamente la experiencia fue buena,  Thrash metal técnico de calidad, sobre todo por la voz, qué voz la de Russ Anderson, quien, acompañado por Steve Smyth (ex Nevermore= en la guitarra brindan uno de los discos más exquisitos de este subgénero para el año, ( junto con el Ironbound de Overkill). Vale la pena darle seguimiento a ésta excelente banda.

Las más cañeras: Absolutamente todas, pero sobresalen  Forsaken at the Gates, Adapt or Die, Swine, Draggin my Casket.

Helstar – Glory of Chaos:

Helstar - Glory of Chaos

Helstar - Glory of Chaos

SEgundo lanzamiento de esta banda luego de su largo período de inactividad… y simplemente “mind blowing” como dirían la gente del norte, gracias a su buen metal con sonido thráshico (aunque un poco predecible) y la aguda voz de James Rivera dan un seguimiento más veloz y agresivo al King of Hell de hace 2 años.

Las más cañeras: Angels fall to hell, Bone Crusher, Alma Negro

Firewind – Days of Defiance:

Firewind - Days of Defiance

Firewind - Days of Defiance

Recuerdo que cuando leí la noticia de que el maestro Gus G, guitarrista de Firewind, iba con Ozzy, imaginé que ya no le pondría mucha atención a su banda “principal”.  Este álbum demuestra todo lo contrario.  La caña y la melodía acompañada de letras “uplifting” como es de costumbre, más el virtuosismo de Gus G se mezclan para crear uno de los mejores álbums de neo power metal del año.

Las más cañeras: The Ark of Lies, World in Fire, Heading for the Dawn, SKG

Se va el mes, se vá el año. y solo queda elegir, entre tanto buen material, cuales son mi top 10 (que al final quizas termine siendo un top 15) del metal en el proximo post.