Emulación: Retrospectiva (I)

Visitando el sitio de Pete Bernert –Brillante coder de plugins para emuladores de psx–  al ver sus “Fairy Tales” vinieron a mí memorias de una época dorada, nostálgico quizas, recordé, al menos, lo fue para mí, los “Años Maravillosos” de la emulación de consolas en la PC; por allí por finales de los 1990s e inicios de los 2000s.  Aquellos tiempos que, ya sea por nostalgia, por falta de oportunidades, o por retarse a uno mismo se pasaba horas esperando para que, a través de nuestro modem de 33.3 K conectado por puerto COM1, terminara de bajar el bendito ROM de super nintendo de 6 MiB/48mbit (no te olvido  Tales of Phantasia), y luego, justificarlo en fin de mes al venir la carísima factura de teléfono.

Gracias a las extraterrenales habilidades de  ingeniosos hackers, muchos pudimos conocer, terminar y disfrutar varios títulos que nunca pudimos jugar en la consola original, ya sea por que nunca encontramos quien nos los “traficaran”, o no los encontramos en la tienda por inventario agotado, o simplemente a las “brillantes” gerencias de –inserte aquí su compañía favorita de videojuegos– no se les antojaba traerlos a América.  En fin, muchas pueden ser las causas, y la solución mas sencilla, irse a buscar el ROM, de ser necesario ver si había algún parche para traducirlo, y a jugar.

Pero muchas veces no era solo así, qué aburrido hubiera sido para muchos de nosotros sólo colocar el ROM, darle “play”  y jugar.  Habíamos muchos, que teníamos máquinas ultra limitadas y con bajo poder de procesamiento respecto a la tecnología de la época, en donde, con las configuraciones default; o no corría bien el juego, o simplemente no corría.  Había que tener el tiempo y las ganas para poder “jugar” con las configuraciones y/o parámetros del emulador en cuestión para que, con nuestros modestos equipos al menos funcionaran los ROMs que deseábamos jugar,  qué mejor si eran de SNES…

Sí el SNES, esa maquinita gris con tan buenos juegos de la era de 16 bits, y para 1999 ya casi obsoleta en el mercado, pero muy bien emulada gracias al esfuerzo de los hackers anteriormente mencionados, que la tenían como de sus favoritas.  Aunque ya no viví la era de los emuladores mas primitivos como ESNES o NLKE, tuve que probar varios otros derivados y/o más mosdernos para ver cual se adecuaba al bajo poder de procesamiento y escasa memoria de ordenador que poseía en esa época (12mb de RAM WTF!). Las más factibles soluciones eran SNEMUL, Snes9x o ZSNES,  el cual SNEMUL tenía una bonita GUI, pero los juegos corrían lento y era algo incompatible.  Snes9x era bueno, y con excelente compatibilidad, aunque también era demasiado lento para mi vieja máquina, tambien por alguna extraña razón no me permitia usar el modo VESA de mi tarjeta gráfica XGA2, además que por la escasa memoria que tenía no me permitía cargar ROMs mayores a 2 MiB/16mbit.

ZSNES, era la salvación, el más rápido para los roms (gracias a que estaba hecho en una “cosa rara” para mí en ese tiempo llamada “Assembler”), consumía poca memoria y además funcionaba de maravilla el modo VESA, con lo que ya tenía mis 15 bit de color y transparencia en mis jueguitos.  Aunque tuve problemas de emulación por no contar con tarjeta de audio en la vieja PC, había un excelente chapuz para emular la salida de audio.  El emulador mejoró, se portó para múltiples plataformas como BSD, Linux y Windows, le agregaron bonitos efectos gráficos de post procesados, etc. Por todo esto, es y será el emulador que siempre instale por defecto en cualquier máquina basada en  intel x86, aunque ya no haya un Release oficial desde hace años –que no creo que necesiten pues la compatibilidad es casi perfecta.

Pasaron los años, actualmente el ZSNES sigue en el eterno desarrollo por hacerlo más portable a otras arquitecturas no x86, y gracias a la portabilidad inicial de SNES9x, éste otro sí fue portado a diferentes plataformas, que van desde x86-64 nativo hasta arquitecturas PowerPC como PS3 o el Wii, MIPS como el PSP o ARM como los “ifonos” y “droides”.

Cabe mencionar que nomás liberaron el código fuente de ZSNES y lo descargué para curiosear “las tripas” de dicho emulador, me pareció (y me sigue pareciendo) bastante complejo, eran cientos de archivos escritos en assembler, unos otros escritos en c, makefiles hechos a mano, etc.  Y gracias a revisar esas “tripas”  estudié cómo interactuaba ese monton de archivos de assembler, sus macros y llamadas a funciones de C, aprendí qué era un Makefile, cómo compilar con éstos en entornos windows usando DJGPP  (que era el compilador de c que recomenadaban para ese port) y NASM,  y mínimas modificaciones a los “strings” en los archivos .asm para hacer una version semi traducida que nunca fue publicada. Aunque ahora casi solo uso Snes9x en mis gadgets para jugar… mucho de lo que aprendí en mi “juventud” se lo debo a ZsKnight y su fantásticamente caóticos asm de zsnes.

Un vistazo a lo retro gamer…

Una de las cosas que me caracterizan es mi pasión por lo antiguo, cáduco,  fuera de tiempo, o como se le quiera llamar. Me encanta la musica vieja (Heavy metal), la ropa vieja (es mas comoda), la literatura antigua, los libros de historia… y obviamente las viejas.  Es un problema aferrarse a las cosas viejas, sobre todo al estudiar una carrera como la mía, en donde la tecnología se actualiza según la ley de Moore, y a veces hasta más rapido que ésto.  Irónicamente siempre he dicho que si hubiera estudiado otra cosa diferente a Ciencia Computacional, seguro hubiera sido Historia o Antropología (e incluso sigo pensando seriamente meterme ahi cuando termine la carrera).

Pero qué pasa cuando se conbina ésta pasion de las antigüedades con la pasión de los videojuegos? Es en ese momento que uno se ha dado cuenta que se ha convertido en Retro Gamer.  Un síntoma puede ser disfrutar jugar más emuladores de NES y SNES en el PSP que los mismos juegos de la consola. Además, al menos, en mi locura me parece bastante interesante leer publicaciones viejas acerca de videojuegos antiguos,  sobre todo aquellos que salieron durante la época dorada de los videojuegos.

Por ello me gustaria compartir unos enlaces para todos aquellos chiflados que quieran saber más acerca de esta época en donde los videojuegos aún eran bastante creativos para acomodar grandiosos juegos en donde pasabamos horas y horas frente a la TV, como Chrono Trigger o Yoshi’s Island, en consolas tan limitadas  (como el SNES con tan solo 3 Mhz en su CPU principal).

El sitio se llama Retromags, y ellos se dedican a recolectar revistas viejas de videojuegos, publicando sus respectivos escaneos. Algo que  la verdad me fue bastante interesante, tanto en el contenido (ya que incluye las revistas mas prestigiosas que existieron como Electronic Gaming Monthly, Gamepro, Nintendo Power, etc) hasta como en los anuncios publicitarios de las mismas revistas, los cuales  ya demuestran sus edad.

Nintendo Power

Nintendo Power

Otro sitio interesante es el de Racketboy, dedicado exclusivamente a redescubrir esa joyas interactivas que marcaron una época. Y para todos aquellos que leímos la revista Club Nintendo durante nuestra infancia, aqui un repositorio de escaneos de dicha revista. Aunque lamentablemente la mayor parte de ediciones que se encuentran aqui son de la versión mexicana (aqui en mi pais se vendia la version sudamericana).

Enlaces:

Ahh los 90’s…

La nostalgia tocó a mi puerta de nuevo. Leyendo la wikipedia acerca de “el chavo del 8″ ( un show que, aunque extremadamente estereotipado, casi toda latinoamérica ha crecido con él desde los 70s), me dio curiosidad acerca de las “generaciones” que se han dado a lo largo del siglo XX,  Interesante me fue conocer que pertenezco a la denominada “Generacion Y” dado que nací entre el 76 y el 2001 según ellos.  Pero más nostalgia me dió el ver que a su vez, pertenezco a la generación infantil de los 90’s

Quien me lea, no me dejará mentir que recordar los 90’s para alguien mas o menos de mi edad, o de la generación Y, para bien o para mal, fue una década que dejó marcadas y definidas nuestras vidas.  Quién no recuerda las horas que pasaba uno frente a la Televisión viendo canales nacionales,  ya sea las caricaturas tan buenas en las tardes como Transformers, la serie ñoña Capitan Planeta (o como le decia, capitan saneta y los sanitarios), He man, los grandiosos X men (los clásicos de los 90s),  Spiderman,   entre otras.  o incluso shows como el de el Chavo o Chespirito que trascendieron generaciones.

Sin mencionar también otros shows cómicos como Cándido Perez y Papá soltero, antecedidos por Notisiete, y precedidos por el noticiario subjetivo Noticias y Más,  y la nefasta Cristina, ahh vieja mas fea, eran de sintonización obligatoria por culpa de quien servia la comida…   y por falta de un segundo televisor. También es de recordar series gringas como Alf, Los años maravillosos, Salvados por la Campana, entre otras.  Ahh sin olvidar las series nocturnas como Baywatch (ahh que mamis),  Rescate 911, MacGyver, El Renegado, Kung Fu, además de miniseries traumatizantes como el payaso IT y Los Langoliers, entre otros.

Los pocos que llegamos a tener televisión por cable teníamos la opción de ver los inicios del Cartoon network, cuando transmitían Los piratas de las aguas negras (bastante buena),  Johnny Quest, el Fantasma del Espacio, y todo esas viejadas de Hanna Barbera, los nefastos Power Ranger (una de las cosas que me arrepiento en mi vida), además de el famoso canal 5 mexicano, el XHGC, en donde transmitían también muy buen repertorio animado por las tardes, recordando Dragon Ball y Dragon Ball Z como hitos de los finales de la década.  También tuve la oportunidad de ver series más maduras como Los Simpsons (en sus buenos tiempos) que la transmitían en el Fox, Beavis and Butthead en el MTV (cuando todavia valia la pena ver ese canal que actualmente es un basurero), entre otras.  Además una serie de videojuegos llamada Nintendomanía cada sábado para todos los que éramos viciosos de los videojuegos. Y después de las 12 AM… mejor ni decirlo, el famoso canal 25b el “prohibido” con el cual crecimos y aprendimos muchos.

Otro aspecto importante, tomando en cuenta esta década, es la baja penetración de la internet en esos medios (es mas, en guatemala se conoció hasta el 96, a unos precios exhorbitantes)… no se si se era más feliz salir a jugar cincos o trompos como lo hacíamos antes, que ver videos de youtube o chatear como lo hacen los patojos de ahora.  de lo que estoy seguro es que, aunque no tenía computadora de niño, sí disfrutaba mucho mi Super Nintendo, a tal nivel que aún continúo jugando sus juegos aunque sea a través de emuladores en el PSP…  Cómo crecerán los patojos de ahora con las nuevas tecnologías? solo el tiempo lo dirá.

Hablando de cincos y trompos, recuerdo que éstos tenían ciertas temporadas en que se jugaban bastante, así  también la  temporada de cacería de Zompopos, la verdad no se si aún se conserva esa tradicion, pero lo que si se conserva es su característico aroma en mi memoria, además era bastante entretenido (y cruel) poner a pelear dichos insectos. Ahh y no olvidemos que también habia temporadas para los Yo-yos, más aquellos Duncan que eran bastante caros. Recordando además la temporada de Tazos Looney Tunes de Sabritas (lastima que ya no existen las pizzerolas) y  Las Pepsi Cards.

Bueno, y musicalmente… pues una basura, la verdad no me gustó la musica de ésa época por este lado del planeta, dado que en la radio transmitían pura basura, y sólo de ves en cuando MTV pasaba algo bueno, pero que era de la década anterior.  Desgraciadamente Kurt Kobain vino a cagarse en la década noventera, que bueno que se murio. y mi único escape era escuchar un poco de heavy/thrash metal 80ero con mi hermano y unos amigos mas viejos, aunque en ese tiempo yo ni en cuenta de que era eso y solo lo escuchaba por imitación.

Ahh los 90s, la edad de la inocencia…