Festival Latinoamericano de Instalación de Software Libre 2012

Como ya ha sido costumbre de hace varios años, éste no es la excepción para celebrar el más grande evento de instalación y evangelización de software libre en latinoamérica.  FLISoL 2012, del cual hago la cordial invitación a todos aquellas personas que quieran conocer alternativas a su buguiento y comercial software privativo.

Siendo un evento a nivel latinoamérica, estará efectuándose en muchísimas ciudades de ésta,  en mi caso, Guatemala también realizará el festival en varias ciudades, el día 28 de Abril de 2012, esta vez estaré presente en la capital del 6to Estado de los Altos, Quetzaltenango, pero  para revisar la sede más cercana hacer clic AQUÍ.

Flisol Xela 2012

Flisol Xela 2012

Como siempre, el evento es libre y gratuito, invitados todos.

Anuncios

Reseñando: Rage – 21

Es a veces complicado escribir acerca una de esas bandas que pocos conocen, y que muchísimos menos aprecian. Sobre todo cuando la banda con un legado de 21 discos en más de 25 años de carrera, con gran carisma, excelentes letras y música sublime, pasa desapercibido ante la audiencia, muchas veces por ignorancia, una banda que, como insecto en eterna metamorfosis, cambia y a la vez nunca termina de cambiar, ya que, aunque su estilo varía mucho desde los primeros discos de los 80, la calidad permanece constante.  Y es que luego de atraparnos en su telaraña hace 2 años. regresa la siempre saludable voz de Peavy con los rechinidos virtuosos de las cuerdas de Smolski sonando al ritmo de los tambores de Hilgers, en este su nuevo álbum. 21.

Rage - 21

Rage - 21

A priori debemos saber que, al ver cualquier plástico con un soundchaser de portada, y el texto “Rage“, el producto será de calidad, y ésta vez no es la excepción; su fórmula clásica de hacer canciones “catchy” que a las muchas escuchas evolucionan en algo viral en las neuronas se mantiene.  Los primeros 4 temas del álbum (sin contar el intro) nos introducen a la brillantez de éste, haciendo notar un speed metal con cierta violencia vocal por parte de Peavy al utilizar acertadamente guturales en ciertas estrofas (sobre todo el brutal inicio de Serial Killer) con varios riffs thrasheros de Victor y sus complejos solos de éste maestro.

Speed metal que ya nos hacía falta. ya que para los que esperaban encontrar un XIII o un Lingua Mortis, éste no es el disco adecuado, ya que cabe resaltar la falta de instrumentación sinfónica que se había vuelto típico de ellos, entregándonos puros temas atronadores y cañeros como en los viejos tiempos.  Quizá el único punto bajo es el refrito Eternally, adaptación del tema seudónimo del disco de Nuclear Blast All Stars, que, aunque el tema es muy bueno, debieron haberlo dejado fuera y no solo utilizarla para llenar minutos que quizás les hicieron falta

Las más cañeras: Todas, pero rotan en mi cabeza constantemente Twenty One, Forever Dead, Feel my Pain, Serial Killer, Destiny, Death Romantic.

Reseñando: Eluveitie – Helvetios

Con mi nueva política de reseñar únicamente los discos significativos (ya sean muy malos o buenos a mi criterio),  los helvéticos Eluveitie regresan con su folk melodic death metal que me encantó desde que los escuché por primera vez en el album Slania, el que me pareció muy interesante por su estilo europomedieval que imprimía con esos “extraños” instrumentos entremezclándose con la caña de la guitarra distorsionada y el doble bombo.  Ansiosamente esperé por los siguientes álbumes, llevandome más de una decepción; pues tanto el Evocation I –un intento fallido para hacer un disco completamente folk sin guitarras–, y el “Everything Remains” –el cual me pareció bastante flojo– no sobrevivieron a mis expectativas.

Eluveitie - Helvetios

Eluveitie - Helvetios

Es de agradecerles que se hayan dado cuenta a tiempo, y nos devolvieran la caña musical de los primeros dos discos en este nuevo, Helvetios,  el cual con una producción impecable que hace sobresalir todos los intrumentos sin eclipsarse entre ellos. A excepción del sencillo “A Rose for Epona” y Scorched Earth,  el álbum cuenta con melodías memorables entre riffs grotescos de guitarra, y unos guturales impresionantes acompañados de voces femeninas exquisitas y coros cerebrales.  Cabe mencionar que el trabajo de guitarra está bastante bien logrado, haciéndome recordar mucho lo que hacía Dark Tranquillity en los tiempos de The Gallery.

Las más cañeras: casi todas, resaltando  Helvetios, Luxtos, Santonian Shores, Meet the Enemy, Neverland.

Mi top 10 del Heavy Metal en 2011, the Black List

Finalizando otro año, en lo personal el año más metalero para mí, no tanto por los lanzamientos –que aunque hay muchos muy buenos, queda corto comparado a años anteriores– sino mas bien por haber podido asistir al evento que soñé ir desde que vivo como metalhead: Wacken Open Air en su versión 2011.  Y no solo el ir, sino convivir con decenas de miles de Metalheads de todos lados del mundo,  presenciar en vivo tanta leyenda del Metal como Judas Priest, Ozzy o Motorhead, así como otras de gran calidad como Iced Earth, Mayhem o Avantasia, y sobrevivir al *horrible* clima del norte de Alemania (y eso que era verano). Sumado a todo esto la paz mental vivida, definitivamente hacen de 2011 uno de los mejores años, sazonando estas vivencias con los mejores discos  (en orden inverso) que listo a continuación:

10. Mastodon – The Hunter

Mastodon - The Hunter

Más directo y menos complejo, así se puede definir éste álbum.  Y era de esperarse, la fama siempre les es dificil de digerir que muchos deciden mutar.  Afortunadamente con Mastodon, el cambio no es tan malo, la calidad compositiva continúa, en éste plástico orientado a mayores audiencias y algunas reminescencias a discos anteriores.

9. Rhapsody of Fire – From Chaos to Eternity:

Los italianos luego de un excelente album en 2010, y volver más a su estilo original, vuelven a sacar un año despues lo que será su último disco antes de separarse.  Bastante buena la despedida de la agrupación original, buena composicion y un poquito más “pesado” que el album del año pasado.

8. Amon Amarth – Surtur Rising:

Los vikingos regresan con un nuevo album, nueva portada, en un nuevo año, y con el mismo estilo de siempre, ya apodados los Mötorhead de Odín, conservan la misma calidad y consistencia que van dando desde hace más de una década, aunque no sea su mejor obra, siempre es satisfactorio escuchar sus odas paganas.

7. Toxic Holocaust – Conjure and command:

Excelente año para el Neo-Thrash Metal, y sobre todo para su big four actual, Toxic Holocaust nos presenta un álbum consistente, riffs exactos y memorables, y lo mejor, la agresión que los caracteriza.

6. Symphony X – Iconoclast

Un álbum más prog y difícil de digerir que el anterior de hace 4 años, pero que luego de las n escuchadas de riffs técnicos, beats exactos y melodiosa voz, hacen que los cientos de minutos del álbum valgan la pena.

5. Edguy – Age of the Joker

Disco más dinámico y menos aburrido del nuevo estilo de Edguy, aunque no a la altura del majestuoso Mandrake, Tobi vio la necesidad de no dejar eclipsada su banda ante los bastante mejores álbumes de su banda alterna Avantasia

4. Saxon – Call to Arms

Con una portada que, la verdad me incomodó; regresa Biff repartiendo caña, una lección que muchos de sus contemporáneos paisanos como Iron Maiden o Judas Priest deberían aprender: Ser viejos no significa ser lentos ni perezozos.  Como siempre, Metal bastante bien ejecutado por estos ingleses.

3. White Wizzard – Flying Tigers

Estos últimos dos años, gracias a la recomendación de la hermana metalera Alejandra me he percatado de éste nuevo y agradable retorno, la llamada “nueva ola del heavy metal tradicional” un nombre un poco “clichado” pero que describe bien bandas que quieren revivir el NWOBHM de principíos de los 80, y White Wizzard es de los mejores ejemplos.  Canciones rápidas junto con odas al heavy metal y baladas poderosas, al galope de guitarras rítmicas y solos exquisitos.  Heavy Metal en su máxima expresión.

2. Vader – Welcome to the Morbid Reich.

Estilo y nivel técnico, algo que ha caracterizado a estos polacos desde sus inicios, junto con una composición y líricas oscuras como suelen hacerlo bien. dá una excelente bienvenida al mundo de los morbosos.

1. Iced Earth – Dystopia

La tierra congelada vuelve a su temperatura inicial, la que todos disfrutamos, en el álbum más consistente y entretenido que han tenido en años, y un nuevo vocalista malabarista de las cuerdas vocales que no solo cumplió con las expectativas, sino las superó con ganancias.

Las siguientes 10:

11. Die Apokalyptischen Reiter – Moral and Wahnsin

Aunque completamente en aleman, su estilo ska-metal hacen agradable la tarde.

12. Bloodbound – Unholy Cross

De las nuevas promesas del power metal, que con estilo épico realizan canciones memorables.

13. Skeletonwitch – Forever abomination

Otro de los big 4 del thrash actual. Poquitín más progresivo que su anterior disco.

14. Iron Savior – The landing

Mantienen su estilo intacto, del mejor estilo power aleman, puras guitarras y sin mariconadas de voces casi femeninas o teclados.

15. Megadeth – 13

Disco de relleno de megadeth, o al menos eso parece luego del excelente Endgame, sin embargo muchas las canciones son bastante buenas individualmente, quizás el orden en que están en el disco tenga que ver, quien sabe.

16. Wolf – Legions of Bastards

Heavy Metal Clásico sin ser parte formalmente del movimiento de NWOTHM.

17. Alestorm, back through time

Los piratas escoceses continúan dando canciones buenas que nos hacen imaginar borracheras en alta mar.

18. Warcry – Alfa

La banda española por excelencia, canciones bastante emotivas y orientadas a los inicios de la banda.

19. Nightwish – Imaginaerum

Mucho mejor que su anterior “obra”, Nightwish ya se está acomodando a la voz chillona de su actual vocalista (que esta vez no suena tan mal) y canciones entretenidas.. a excepción de las que incluyen narraciones… ah como las detesto.

20. Scheepers – Scheepers

El esfuerzo en solitario del clon de Halford lider de Primal Fear, un tributo al heavy metal bastante bien logrado.

La basura de 2011:

Morbid Angel – Illvd Divinvm Insanvs:

Creo que es la mayor vergüenza para una banda que se caracterizaba por su brutal sonido puro. convertido ahora en una basura repetitiva e industrial.

Symfonia – In paradisum

El cliché del power metal a su máximo nivel,  clon del clon de Helloween,  y un André Matos aguado al igual que las composiciones.  Este álbum demuestra el porqué de la decisión de Tolki de dejar la música para siempre.

Opeth – Heritage

Muchos laueran éste álbum. a mí simplemente me parece aburrido, quizás estoy tan acostumbrado al Opeth de los tiempos de Orchid, o simplemente mi oido no está hecho para la variedad que el metal progresivo puede llegar a ofrecer.

Joyas perdidas escuchadas en 2011

Ghost- Opus Epinomous

Extraña banda de unos integrantes vestidos de líderes católicos, tocando un estilo retro de metal con algo de psicodélico, y letras a veces ridículas, pero muy buenas composiciones que me harán seguirle la pista a estos “pontífices de Satán”.

White Wizzard – Over The Top

El primer álbum de ésta excelente banda de heavy metal tradicional, y de los mejores que he escuchado en el género. Cierto,la letra está llena de clichés y todo, pero, ¿Qué diablos?, es 110% heavy metal del que vale la pena escuchar y disfrutar.

Heathen – Evolution of Chaos:

¿Qué mas puedo pedir? Speed metal cañero, con veloces riffs y una letra bastante bien pensada, mezclado de una manera exquisita.

Tarja –  What Lies Beneath:

Desconfiado de que iba a ser un álbum de “rock/pop” mas que de metal, evadí el año pasado a Tarja, sin contar que al darles la oportunidad, llegase a concluir que, en solitario, es incluso mejor que sus últimos años en Nightwish (y muchísimo más apreciable que lo que  hace Nightwish actualmente), Sí, son canciones también orientadas a un público amplio, pero con el tono de guitarra adecuado, entretenidas líneas melódicas, y la majestuosa voz de ésta chica finlandesa.

Darkthrone – Circle the Wagons:

Black Metal como me gusta escucharlo, set de canciones cojonudas a lo old school, bastante cerebrales y memorables.  Éste par de músicos saben lo que hacen, y lo hacen muy bien… o muy mal dependiendo el punto de vista.

Dark Angel – Darkness Descends:

La vieja escuela del thrash, que describiría como una mutación más violenta de Slayer llegando tocando suelos del Death Metal, sin necesariamente serlo.

Rage – Black in Mind, Unity, Reflections on a shadow, End of all days, Welcome to the Other Side.

Conjunto de pruebas, de que, sin importar la alineación, o la orientación musical, ya sea sinfónico, speed o mas power, Peavy es el artista más versátil y menospreciado del género. por esto y mucho más, convirtiéndose en una de mis bandas favoritas de todos los tiempos.

Possessed – Seven Churches

Los pioneros del Death Metal… o al menos eso me habían contado, una banda que por bloqueos mentales siempre rechacé escucharlos –pues desprecio un poco esa excesiva importancia que se le dán a temas tan inútiles como la (anti)religiosidad–, sin darme cuenta la gran caña que podían llegar a dar, guitarras estruendosas, riffs soberbios y un mezclado de lo más crudo, en mi caso solo debía ignorar las idioteces religiosas y dejarme poseer por su música.

Rush – Moving Pictures, Hemispheres

Otra banda vieja a la que le huía por pura ignorancia, pensaba que por tocar “progresivo” me iban a aburrir… malditos bloqueos mentales, de lo que me estaban privando. Rush con éstos dos títulos me demuestra que no se necesita ser ni tan pesado ni tan rápido para hacer música de calidad, y aunque, no es estrictamente Metal, no necesitan serlo con ese estilo único.

Concierto del año:

Wacken Open Air 2011.

Qué mas puedo decir de esto, basta con leer las entradas alusivas.

Runner up: Destruction (Guatemala City 19.08.2011): Completando el tridente del thrash aleman..

Emulación: Retrospectiva (I)

Visitando el sitio de Pete Bernert –Brillante coder de plugins para emuladores de psx–  al ver sus “Fairy Tales” vinieron a mí memorias de una época dorada, nostálgico quizas, recordé, al menos, lo fue para mí, los “Años Maravillosos” de la emulación de consolas en la PC; por allí por finales de los 1990s e inicios de los 2000s.  Aquellos tiempos que, ya sea por nostalgia, por falta de oportunidades, o por retarse a uno mismo se pasaba horas esperando para que, a través de nuestro modem de 33.3 K conectado por puerto COM1, terminara de bajar el bendito ROM de super nintendo de 6 MiB/48mbit (no te olvido  Tales of Phantasia), y luego, justificarlo en fin de mes al venir la carísima factura de teléfono.

Gracias a las extraterrenales habilidades de  ingeniosos hackers, muchos pudimos conocer, terminar y disfrutar varios títulos que nunca pudimos jugar en la consola original, ya sea por que nunca encontramos quien nos los “traficaran”, o no los encontramos en la tienda por inventario agotado, o simplemente a las “brillantes” gerencias de –inserte aquí su compañía favorita de videojuegos– no se les antojaba traerlos a América.  En fin, muchas pueden ser las causas, y la solución mas sencilla, irse a buscar el ROM, de ser necesario ver si había algún parche para traducirlo, y a jugar.

Pero muchas veces no era solo así, qué aburrido hubiera sido para muchos de nosotros sólo colocar el ROM, darle “play”  y jugar.  Habíamos muchos, que teníamos máquinas ultra limitadas y con bajo poder de procesamiento respecto a la tecnología de la época, en donde, con las configuraciones default; o no corría bien el juego, o simplemente no corría.  Había que tener el tiempo y las ganas para poder “jugar” con las configuraciones y/o parámetros del emulador en cuestión para que, con nuestros modestos equipos al menos funcionaran los ROMs que deseábamos jugar,  qué mejor si eran de SNES…

Sí el SNES, esa maquinita gris con tan buenos juegos de la era de 16 bits, y para 1999 ya casi obsoleta en el mercado, pero muy bien emulada gracias al esfuerzo de los hackers anteriormente mencionados, que la tenían como de sus favoritas.  Aunque ya no viví la era de los emuladores mas primitivos como ESNES o NLKE, tuve que probar varios otros derivados y/o más mosdernos para ver cual se adecuaba al bajo poder de procesamiento y escasa memoria de ordenador que poseía en esa época (12mb de RAM WTF!). Las más factibles soluciones eran SNEMUL, Snes9x o ZSNES,  el cual SNEMUL tenía una bonita GUI, pero los juegos corrían lento y era algo incompatible.  Snes9x era bueno, y con excelente compatibilidad, aunque también era demasiado lento para mi vieja máquina, tambien por alguna extraña razón no me permitia usar el modo VESA de mi tarjeta gráfica XGA2, además que por la escasa memoria que tenía no me permitía cargar ROMs mayores a 2 MiB/16mbit.

ZSNES, era la salvación, el más rápido para los roms (gracias a que estaba hecho en una “cosa rara” para mí en ese tiempo llamada “Assembler”), consumía poca memoria y además funcionaba de maravilla el modo VESA, con lo que ya tenía mis 15 bit de color y transparencia en mis jueguitos.  Aunque tuve problemas de emulación por no contar con tarjeta de audio en la vieja PC, había un excelente chapuz para emular la salida de audio.  El emulador mejoró, se portó para múltiples plataformas como BSD, Linux y Windows, le agregaron bonitos efectos gráficos de post procesados, etc. Por todo esto, es y será el emulador que siempre instale por defecto en cualquier máquina basada en  intel x86, aunque ya no haya un Release oficial desde hace años –que no creo que necesiten pues la compatibilidad es casi perfecta.

Pasaron los años, actualmente el ZSNES sigue en el eterno desarrollo por hacerlo más portable a otras arquitecturas no x86, y gracias a la portabilidad inicial de SNES9x, éste otro sí fue portado a diferentes plataformas, que van desde x86-64 nativo hasta arquitecturas PowerPC como PS3 o el Wii, MIPS como el PSP o ARM como los “ifonos” y “droides”.

Cabe mencionar que nomás liberaron el código fuente de ZSNES y lo descargué para curiosear “las tripas” de dicho emulador, me pareció (y me sigue pareciendo) bastante complejo, eran cientos de archivos escritos en assembler, unos otros escritos en c, makefiles hechos a mano, etc.  Y gracias a revisar esas “tripas”  estudié cómo interactuaba ese monton de archivos de assembler, sus macros y llamadas a funciones de C, aprendí qué era un Makefile, cómo compilar con éstos en entornos windows usando DJGPP  (que era el compilador de c que recomenadaban para ese port) y NASM,  y mínimas modificaciones a los “strings” en los archivos .asm para hacer una version semi traducida que nunca fue publicada. Aunque ahora casi solo uso Snes9x en mis gadgets para jugar… mucho de lo que aprendí en mi “juventud” se lo debo a ZsKnight y su fantásticamente caóticos asm de zsnes.

Reseñando: Iced Earth – Dystopia

Iced Earth, quienes desde principios de los 90s vienen dando caña con su estilo heavy-power-thrasher  acompañado con letras épicas hasta cierto punto, y sacando ráfaga de álbumes que calificaban de buenos a excelentes, hasta que en 2004 algo pasó…  The Glorius Burden, junto con los siguientes Wicked Trilogy cambiaban un poco el juego… Era el mismo Iced Earth, de buena calidad, pero con diferente sabor, ya que –independientemente de los vocalistas–, los álbumes no estaban a la altura cañera de lo que había sido del Horror Show para atrás, y muchisimo menos la trinidad inicial Iced Earth-Stormrider-Burnt Offerings.

Iced Earth - Dystopia

Iced Earth - Dystopia

Luego de una despedida emotiva en el Wacken 2011 a su vocalista más significativo: Matt Barlow, vuelven con nuevo cantante y CD.  Stu block, viniendo de una banda un poco más pesadita en cuanto a carga gutural –Into Eternity–, termina siendo un tipo que a mi oído mezcla lo mejor de los  tres últimos vocalistas (Agudos a lo Ripper/Greely y coros sentimentales al estilo el pelirojo Barlow) más su estilo único en los rangos medios, no deja nada que desear, y desde que escuché su interpretación de Dante’s Inferno me pareció adecuado para la banda; Schaffer no nos defraudó, pero aún faltaba la prueba definitiva, el nuevo CD: Dystopia.

Y desde la primer canción homónima se comienza a percibir unos aires a lo viejo, a los tiempos en que el jinete del trueno cabalgaba junto al Spawn y Set Abominae a finales del siglo pasado, ya que luego de mucho tiempo, los riffs y los cambios volvían a ser originales y no una copia de ellos mismos.  Y la cuestión se pone mejor, la veloz somethingwiked-esca Boiling Point, épica V (for Victory), y el corte final Tragedy and Triumph, hacen a modo de homenaje un recorrido por la carrera de la banda en sus tiempos más acelerados, mientras que las semi-baladas Anthem y Anguish of Youth hacen bien lo suyo para transmitir el sentimiento.  Pero en definitiva lo más sorprendente fue encontrarme Dark City, un magnífico tema que mezcla perfectamente la caña y la variabilidad en las partes sucias del StormRider,  con la melodía y limpieza del Dark Saga,  lo mejor que he escuchado de Iced Earth desde hace mucho tiempo.

Aquella desconfianza que tuve por éste nuevo álbum, junto con la duda e incertidumbre, desaparecieron por completo a la primera escuchada, la genialidad de Schaffer vuelve a brillar,  Y luego de varias escuchas, excelentes riffs, estructuras y letras, junto con una excelente elección de vocalista ya han hecho de éste CD uno de los favoritos del año.

En memoria de Dennis Ritchie


#include <stdio.h>
int main(void){
while(1)
printf("Gracias infinitas Dennis Ritchie, por tus aportes a la computacion \n");
return 0;
}