Bitácora del Wacken 2011 – El Evento, día 3

Wacken, 6 de Agosto, Día 3:

Al amanecer, la tienda de campaña y la bolsa de dormir húmedas de nuevo, aunque no tanto como los días anteriores.  Continúa siendo días bastante buenos en cuanto a clima, poco nublado y un poco de brisa pero nada relevante.  Decididos fuimos al metalmarket a realizar las últimas compras, y luego al área de “lost and found” para ver si habían sido tan honrados de devolver la billetera perdida de un compañero el día anterior.   Viendo que no y asumiendo que algún latinoamericano como nosotros, sin cultura de devolver lo ajeno se la habia llevado (UPDATE: A poco más de 3 semanas del evento, La HONRADA gente alemana le envió de regreso por correo la billetera perdida al amigo, intacta, con todo su contenido. Es sorprendente, ASI ES EL METAL) ,  decidimos ir a recuperar nuestra estaca con calavera cornuda que nos habían confiscado hace 2 días,  El compañero encargado de llevarla fue la sensación del momento al llevar un traje típico del país y portar dicha estaca de regreso al campamento,  era todo un sacerdote maya que no se le escapaba a las miradas de los europeos que probablemente jamás habian visto algo similar.

Para seguir pasando el tiempo, debido a que los conciertos empezaban ya algo tarde, fuimos al pueblo a dar señales de vida por medio de Internet a nuestra gente al otro lado del charco.  Impresionante fue ver un fanático religioso que estaba afuera del evento intentando no se qué con unos carteles que tenían escrito algo en alemán, y la palabra “Jesus” (por eso y por su gritadera asumí que era fanático).  Un poco de relajación de regreso al campamento, compartiendo bebidas espirituosas de Guatemala con gente de otros países, el respectivo almuerzo de salchichas de Turingia y de regreso a lo que venimos, al Metal.

Mayhem

Mayhem

Inicia la jornada de conciertos con Mayhem en el Black Metal Stage (¿donde mas?), un show que más parecía una homilía, en donde Attila portaba un crucifijo extraterrestre de 4 brazos invertido bastante divertido.  Show cargado con temas como Freezing Moon, A time to die, Pure Fucking Armageddon y Der Misteriis dom Sathanas como las más significativas. Aunque lo mejor estaba por empezar…

Iced Earth

Iced Earth

Iced Earth, una de las razones por las que iba a éste magnífico festival, hizo su magna aparición en el True Metal Stage, teniendo presente de que era el último show con Matt Barlow, quien, para mí, es el Dickinson de Iced Earth, la voz símbolo de la banda.  Escalofríos se sintió cuando comenzó a tocar 1776, para dar paso a Burning Times,  Las guitarras, el bajo, el bombo, y la magnífica voz de Barlow eran tal como se escuchan en el disco de estudio, tal como se escuchan en el Alive in Athens.  Aunque el setlist no fue tanto de mi gusto, y el tiempo demasiado corto (1 hora de show) escuchar The Hunter, Last December y el Wicked Trilogy valió la pena.  Pero mejor aún, haber presenciado la despedida de este gran vocalista en éste su último concierto no tiene precio, fue inevitable detener las lágrimas. Arriba Iced Earth.

Sepultura

Sepultura

Despues de la emotiva despedida de Barlow, la cerveza seguía fluyendo tal como el primer día, y era momento para Sepultura,  Ya habíamos encontrado el lugar óptimo, el ojo del huracán, el punto de Lagrange, o como se le quiera llamarle, para ver tanto los conciertos del Black Stage como del True Stage, sin estar tan lejos como para no distinguir, ni tan cerca como para quedar sordo con las bocinas, ni tan al lado para no ver el escenario, ni tan al centro para andar cargando tanto crowdsurfer. Lastimosamente fue en el último día, pero aún quedaba Sepultura; Arise, Refuse/Resist, Territory y Root Bloody Roots zumbaron en mis oídos mientras veía que hordas de crowdsurfers se dirigían al escenario a ritmo carioca.

Avantasia

Avantasia

Media hora de descanso en nuestro punto de equilibrio, bebiendo más y más cerveza hasta que la ruleta giró en las pantallas gigantes para anunciar a Avantasia como siguiente banda en el True Stage,  Hizo aparición Tobias Sammet y su Twisted Mind, junto con una horda de músicos y vocalistas, para iniciar uno de los mejores shows de éste Wacken.  Sin embargo,  el momento más bizarro fue ver en el True Metal Stage, aparecer a Michael Kiske al iniciar Reach out for the Light, un enemigo del metal pero con una maravillosa voz que hace olvidar sus constantes críticas al género; en fin, lo que hace el dinero.   Su actuación fue majestuosa, y fue impresionante verlo cantar junto a Kai Hansen en la guitarra en Shelter from the Rain.  Muy buen show, buen setlist, buenas actuaciones, y sobre todo, buen lugar desde donde lo estaba viendo.

Kreator

Kreator

Terminan las “mariconadas” de Avantasia e inicia la violencia en el Black Stage, es momento de Kreator, y su brutal thrash alemán (quien diría que en menos de un mes vería al tridente alemán del thrash metal completo), en un show que nunca decepciona ni deja que desear,  por momentos me daban ganas de abandonar mi punto lagrangiano de equilibrio y unirme a las hordas en el circle pit, pero luego recordé que tenía que esperar todavía el siguiente show en el True Stage, Mötorhead,  quienes abriendo con la cañerísima Iron Fist, y cerrando con la popular Ace of Spades, sacaron fuerza de su vejez y entregaron todo a los más de 60 mil metalheads.  Impresionante show y luego de ver a Lemmy, a Ozzy y a Halford, puedo decir que solo me falta ver a Dickinson para morir tranquilo y testificar que ví a los dioses (me falto Dio pero tristemente ya no está entre nosotros los mortales).  Excelente cierre del True Metal Stage.

Mötorhead

Mötorhead

Y para finalizar ya con mi cansado y embriagado cuerpo, empieza a llover toda aquella agua acumulada que no cayó durante los 4 días anteriores.  Bajo estos torrentes inicia Children of Bodom, mientras, yo ya fuera de mi punto de equilibrio entre los escenarios por necesidades fisiológicas, decidí ver el show un poco de lejos, y premeditadamente, descansar y esperar el show de Ghost, una excelente banda sueca de Heavy Metal con toques de Mercyful Fate que me había encantado los últimos 2 meses.  Éstos tocaron en el W.E.T Stage, afortunadamente el único recinto libre de la lluvia wackeniana.   Muy buen show el de estos monjes del averno, cuando al finalizar, ya con el cuerpo destrozado y caminando más por inercia por toda la lluvia fría, a pasar la última noche al campamento, perdiéndome, tal como paso con Airbourne, el show de conclusión del Wacken.  Pero bueno, así es el Metal, ya estaba satisfecho con lo visto y lo vivido, no podía pedir mas, era momento de descansar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: